Comunicado sobre el “Champú de caballo”

Academia Española de Dermatología

Madrid, 2 de febrero 2012

Ante la creciente moda del llamado popularmente “Champú de Caballo”, rico en
biotina, y supuestamente milagroso contra la caída del cabello, la deshidratación o la
falta de brillo, vendido incluso en grandes superficies, la AEDV manifiesta su
postura.

Según el presidente de la Academia Española de Dermatología, el Dr. José
Carlos Moreno, “los champús son unos cosméticos muy bien estudiados que sirven para
lavar el cabello, pudiendo mejorar sus condiciones cosméticas. En algunas ocasiones
pueden ser beneficiosos en el tratamiento de patologías de cuero cabelludo, pero en
modo alguno tiene eficacia sobre la caída del cabello ni sobre su prevención”.

“Esta creencia es una consecuencia del “boca a boca”. La biotina es una vitamina, del
grupo B, que puede tener eficacia en algunos tipos de alopecia, pero ingerida, es decir
que no se absorbe de forma tópica (aplicada sobre el cabello, en este caso). Todo este
revuelo carece de rigor científico”.

“Algunas grandes superficies comercializan estos champús, algo magnífico para ganar
dinero. Esa es su misión… y si además la gente está contenta pues miel sobre hojuelas.
Pero como todos los boom, al champú de caballo le pasará como al champan malo:
mucha espuma al principio y luego se viene abajo”.

*Por el Dr. José Carlos Moreno, Presidente de la AEDV y Jefe Dermatología del
Hospital Reina Sofía de Córdoba.

Fuente: http://www.aedv.es/

Un comentario en “Comunicado sobre el “Champú de caballo”

  1. Me imagino que un litro de champú a 8,50 euros, frente a consultas a dermatólogos 80 euros consulta, dermatólogos y trasplantes de cuatro pelos por 6.000, estos últimos no están movidos por el dinero. Me dan mucha confianza los médicos recetan un medicamento u otro según si el viaje, obsequio le da la farmacéutica le gusta más o menos que el de la competencia.

    “Algunas grandes superficies comercializan estos champús, algo magnífico para ganar
    dinero. Esa es su misión… y si además la gente está contenta pues miel sobre hojuelas.
    Pero como todos los boom, al champú de caballo le pasará como al champan malo:
    mucha espuma al principio y luego se viene abajo”.

    *Por el Dr. José Carlos Moreno, Presidente de la AEDV y Jefe Dermatología del
    Hospital Reina Sofía de Córdoba.

Deja un comentario