Archivos mensuales: abril 2015

Robot en Trasplante de Pelo

Con motivo de la presentación del Dr Villodres de la ponencia “ROBOT EN TRASPLANTE DE PELO”, en el 7º CURSO INTERNACIONAL DE DERMATOLOGIA ESTETICA Y COSMETICA celebrado en Sevilla, los pasados días 9-11 de abril en Instituto Villodres se ha estudiado el tema del “Robot” y visto que se ha creado, a nivel publico y a nivel médico, unas expectativas que no se corresponden a la realidad del producto.

Se está anunciando FUE robotizado, trasplante robótico de pelo … cuando se está usando un “robot” sólo para las incisiones en la zona donante.

Estos micro punch del “robot” son más grandes que los utilizados tanto en fue manual como en fue motorizado, eso es así precisamente por la falta de precisión REAL del “robot”. Los fue normales son de 0.7 hasta un máximo de 0.9 y en el “robot” usan de fábrica 1.2mm.

Otro error que la palabra robot produce es pensar que todo el proceso está hecho por dicha máquina, cuando solo se usa en un 25% del proceso en hacer los micro orificios. La recogida de los microinjertos foliculares, las incisiones posteriores en la zona de la calvicie y su colocación siguen haciéndolas el médico y sus ayudantes, o sea, el 75% del tiempo, los que pagan por operarse con “robot” no se operan con “robot”.

El precio de la intervención con “robot” es de 10.000 euros, claramente más caro que el FUE convencional, debido al alto coste de la máquina y a sus consumibles.

Si realmente fuese una mejora en velocidad, calidad y confort para el paciente y el médico, aconsejaríamos su uso, pero NO aporta nada nuevo, sólo que su nombre “robot” desorienta sobre sus limitaciones y es sólo un instrumento más.

El PELIGRO es que los médicos que nunca han hecho un trasplante de pelo piensen que comprando este “robot” van a poder hacer una buena cirugía.
DA MIEDO pensar en las cicatrices que puede producir ese mega punch de 1.2mm en las zonas donantes.

La CALIDAD de un buen FUE depende de la habilidad del cirujano para extraer unidades foliculares con punch adecuados a cada pelo, máximo 0.9 mm, y por supuesto de una correcta formación, experiencia y actualización de los conocimientos de trasplante capilar del CIRUJANO.