¿Qué debes tener en cuenta antes de iniciar un tratamiento de trasplante capilar?

doctor villodres tratamiento capilar

La caída del cabello no es solo un problema físico, es una cuestión que puede debilitar la autoestima de muchas personas afectadas. La alopecia no solo es cuestión de caballeros, las mujeres, en algún momento, pueden no estar exentas de que el pelo se les caiga. Genéticamente, si en la familia hay alguien con alopecia, es muy fácil que la persona con los primeros síntomas, también pase por ese problema.

El cabello se cae por factores diversos:

  • Factores hormonales, en la menopausia o en el embarazo, por ejemplo, en que los niveles de estrógenos son bajos, afectan a la caída cabello.
  • Enfermedades de la piel, también pueden propician la caída del pelo. Estas patologías se deben tratar por un endocrino o un dermatólogo con medicamentos especializados.
  • El uso de productos químicos, como los productos de belleza o el uso de secadores y planchas, a la larga pueden provocar daños y debilitamiento en el cuero cabelludo, que facilitan la caída del mismo.

Las mujeres pierden los cabellos de manera diferente a los hombres. A ellas el cabello se les vuelve más fino y la pérdida sucede, principalmente, en la coronilla. La pérdida del cabello en los hombres se realiza en diversas etapas: en la primera la pérdida de cabello es mínima, sucede en la zona de las entradas. Si el tratamiento de injerto capilar se inicia en este momento, se aumenta la posibilidad de lograr los mejores resultados; en la segunda, cae en el frente y también en la coronilla, aunque mínimamente, con el paso del tiempo, puede ser más notorio. Los injertos capilares también suelen ser un éxito en este momento; en las más avanzadas de la caída, la densidad de los cabellos sufre un gran cambio, que pone en evidencia que se está produciendo la pérdida del pelo. Los tratamientos de injerto de cabello aún pueden dar buenos resultados; cuando la caída del cabello es predominante y el pelo es escaso, es el momento en el que médico debe valorar si es posible extraer el pelo del cuero cabelludo y ver las posibilidades de éxito del tratamiento de trasplante.

Tanto para los hombres como para las mujeres, el injerto capilar es la solución definitiva para el problema de la alopecia. Las zonas de las sienes y la nuca son las que sufren una menor caída, por ello, resultan fértiles para extraer los folículos capilares que se utilizarán para hacer los injertos.