Cómo evitar la caída del cabello

cómo evitar la caída del cabello

La caída del cabello es uno de los problemas que más preocupa tanto a hombres como a mujeres en la actualidad y, en muchas ocasiones, acaba siendo motivo de consulta médica. Aunque no se trata por lo general de problemas que comprometan la vida del paciente, hay patologías que pueden alterar en gran medida su calidad de vida por lo que es importante la prevención.

La caída del cabello es uno de los problemas dermatológicos más habituales en las consultas de dermatología; un problema que aunque aparentemente no compromete la vida del paciente sí que puede llegar a afectar enormemente su calidad de vida. Existen más de cien causas que pueden desencadenar esa pérdida de cabello. Sergio Vañó, dermatólogo experto en tricología en el Centro de Dermatología Pedro Jaén http://grupopedrojaen.com/, señala que dado que puede deberse a múltiples causas, desde “hormonales, alimentarias, inmunológicas, a incluso enfermedades internas o a la toma de algunos fármacos”, es fundamental poder conocer bien qué le ocurre al paciente para poder seleccionar el mejor tratamiento. Señala el experto que “hay algunas causas que no requieren tratamiento, ya que el pelo se pierde y luego se vuelve a recuperar sin necesidad de hacer nada, como, por ejemplo, la caída de pelo que se produce en otoño o primavera. Y luego hay otras causas como las derivadas del estrés, de la alimentación o de desajustes hormonales que si no reciben tratamiento, poco a poco irán empeorando a lo largo de la vida”.

Añade Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral www.ideidermatologia.com, que “otro de los motivos más habituales de la caída del cabello, tanto en hombres como en mujeres, es la alopecia androgenética”, es decir cuando la pérdida anormal del pelo se debe a una predisposición hereditaria. Esta patología, según datos del dermatólogo, “afecta aproximadamente a un 75% de los hombres (en algunos casos empezando incluso en la veintena) y a casi un 50% de las mujeres”.

En cuanto a qué cantidad de pelo es normal que se caiga y qué cantidad no lo es, el experto en tricología Sergio Vañó, aconseja que si una persona pierde pelo en la ducha o al peinarse, por ejemplo, pero luego al mirarse el cuero cabelludo no tiene zonas en las que le claree y mantiene la densidad “no debería en principio preocuparse”. Y es que, un adulto tiene en su cabeza más de cien mil pelos en constante nacimiento y caída en lo que se conoce como ciclo piloso. Como parte de ese ciclo, una persona puede perder entre 60 y 100 cabellos sin que pueda considerarse esto como algo anormal. El problema, según apunta el experto, viene “cuando además de la pérdida de pelo hay zonas que clarean”, ya que suele ser un síntoma de que “algo está ocurriendo en la raíz del pelo, que es la fábrica y hay que hacer algún tratamiento para solucionarlo”. Se trataría entonces de un problema médico y el especialista idóneo es el dermatólogo con especialidad en tricología, que es la ciencia específica que se encarga de dar respuesta a las patologías del cuero cabelludo.

Frenar la caída del cabello

Como dicen las abuelas, prevenir es siempre mejor que curar por lo que si queremos conseguir un pelo más sano, y evitar su deterioro y posible pérdida posterior, en general debemos cuidar nuestra salud general ya que, según nos explica Emilio Villodres, fundador del Grupo Español de Tricología de la Academia Española de Dermatología https://aedv.es/institucional/grupos-de-trabajo/tricologia/quienes-somos/ y director médico de Villodres Trasplante Capilar http://www.villodres.org/, “todo aquello que dañe nuestra salud física o psíquica producirá irremediablemente un deterioro en nuestro cabello, ya sea con menos volumen o con caída”.

Para Sergio Vañó la posibilidad de prevención pasa por la causa: “Si la caída de pelo viene dada por el defluvio telógeno, o pérdida de pelo temporal, no hay ningún tratamiento que sea efectivo para frenar esa caída de pelo porque se trata de un proceso fisiológico. En el caso de la pérdida estacional, igual que los mamíferos renuevan el pelaje antes del invierno, el ser humano también renueva su cabello, por lo que no hay nada que ayude a frenarla más allá de esperar esos dos o tres meses que es lo que suele durar”. Sin embargo, el dermatólogo experto en tricología, incide en que otra cosa es que el paciente tenga algún problema de alopecia, como pueden ser las derivadas por causas hormonales, “para lo que el paciente sí puede encontrar productos tópicos y externos como el minoxidil o el aminexil que pueden ayudar a engrosar el pelo, mejorar su calidad, y a frenar la densidad capilar”.

Por su parte, para Miguel Sánchez Viera, la mejor “arma preventiva” contra la caída del cabello es “acudir a un especialista en el momento en el que detectemos que se nos cae más cabello de lo normal y sospechemos que puede haber un problema detrás”. Tras un estudio tricológico y analítico se pueden conocer las causas exactas de porqué se está produciendo la caída del cabello, tras lo cual se podrá analizar, junto al especialista, cuál de los diferentes tratamientos médicos existentes es más adecuado para cada caso. “Existen tratamientos no invasivos muy útiles como la electroporación, el láser de baja intensidad o la aplicación de lociones, champús y mascarillas formulados para el problema específico, que ayudarán a prevenir la caída capilar”, concluye Sánchez.

 

Deja un comentario