Alopecia post-parto ¿qué has de saber?

Portrait of the young pregnant woman. Pregnancy love people and expectation concept. Happy pregnant lady with long hair

Durante y después del embarazo se producen distintos cambios en el cuerpo normalmente asociados a la alteraciones hormonales.

El cambio más notorio es en el cabello: durante el embarazo el cabello luce más sano y fuerte, esto se debe a que los niveles de estrógeno y progesterona son elevados y mantienen el cabello constantemente en la fase anágena, es decir, en la etapa de crecimiento. Sin embargo, después del parto el cabello pierde todo su esplendor y comienza a caerse de manera abundante debido a que los niveles hormonales empiezan a estabilizarse y por ende el cabello realiza las fases restantes: la fase catagena, donde el cabello reposa, es decir que deja de crecer y la fase telógena donde el cabello comienza a caer.

A esta caída del cabello se le llama alopecia post-parto y es un proceso completamente normal por el que atraviesa el 50% de la población femenina después del embarazo. La alopecia post-parto comienza en un promedio de 2 a 4 meses después del parto y sus signos más visibles son la acentuación de entradas y la pérdida del brillo.

La alopecia no representa una patología crónica o una enfermedad, es simplemente el resultado de la pérdida de nutrientes como el hierro durante el parto, por lo tanto desaparecerá sola paulatinamente. Aunque la misma desaparezca sola es importante brindar los cuidados necesarios a el cabello para que esta no empeore, deje rastros o se prolongue su duración.

Recomendaciones:

  • Cuando se note la aparición de alopecia es recomendable visitar a un experto en salud capilar, quién recomendará el tratamiento adecuado para la necesidad específica del tipo de cabello y de cuero cabelludo. Seguir tratamientos sin previa indicación podría causar problemas graves a largo plazo en la salud del cabello.
  • Se debe evitar el uso de químicos como tintes y alisadores que rompen las proteínas del cabello dejándolo debilitado, así como el uso de equipos como planchas, secadores y rizadores.
  • Es importante reducir todo estrés concerniente a el cabello, recuerde que la caída del cabello es temporal y que el estrés provocará que la caída se pronuncie de manera innecesaria.
  • Usar aceites naturales como el aceite de coco y el aceita de argán o mascarillas hidratantes.
  • Tomar vitaminas especificas para el cabello para ayudar a la recuperación completa.

 

Deja un comentario