Archivos mensuales: marzo 2018

Tu cabello antes y después del embarazo

tu-cabello-antes-y-despues-del-embarazo

¿Qué le pasa a tu cabello luego del embarazo?

Traer una nueva vida al mundo es una experiencia muy hermosa y totalmente sublime para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, en algunas situaciones se presentan efectos secundarios que pueden afectar a la madre, como caída del pelo después del parto. En este artículo se hablará a detalle de este último.

El cabello en el embarazo

Durante los nueve meses de gestación el organismo libera constantemente, entre otras hormonas, unas conocidas como estrógenos, las cuales inhiben la caída del cabello y favorecen su estado de salud. Es normal ver durante esta temporada, que se tiene una cabellera fuerte, radiante y muy sana. Distinta es la situación luego de tener al bebé. Se produce una baja notable de dichas hormonas, que sumado al hecho de que también hay un déficit de minerales como el magnesio, el calcio, el fósforo y el hierro, se genera en muchos casos una alopecia postparto. Lo más habitual es que esta condición se presente entre el segundo y cuarto mes luego del parto y su duración varíe entre unos pocos meses, en el caso menos severo, hasta el año, en el caso más extremo.

¿Qué hay que saber sobre la alopecia postparto?

La alopecia postparto es un desprendimiento intenso del cabello, que se produce tiempo después de la gestación. Una persona normal pierde en promedio cien cabellos al día. Durante los nueve meses esta cantidad es mucho más baja debido a la producción de hormonas, pero luego de culminar el embarazo, muchas mujeres son víctimas de severas caídas de cabello, que pueden ser de hasta dos o tres veces la cantidad normal y se incrementan de forma progresiva con el paso del tiempo.

Es importante reseñar, que a pesar de ser una situación traumática, no es permanente y se considera un efecto negativo común en las mujeres, luego de los nueve meses de gestación. Lamentablemente, la caída del pelo después del embarazo no es una situación que se pueda evitar, ya que es un proceso por el cual debe pasar el organismo.

Cómo peinarse después de un trasplante capilar

Young man is busy combing his hair.

Cuidados después de un trasplante capilar

La alopecia es un problema hereditario que azota a muchos hombres, en algunas ocasiones incluso poco después de superar la pubertad. Una de las soluciones más fiables y eficaces a este problema son los trasplantes de pelo. Pero al realizar una intervención de este tipo es necesario saber cuáles son los CUIDADOS DESPUÉS DE UN TRASPLANTE CAPILAR para no echar a perder los avances conseguidos.

Entre los cuidados del pelo injertado hay que tener en cuenta que el peinado y el cepillado pueden estar contraindicados durante una etapa posterior a la intervención. Las opiniones vertidas por los especialistas son variadas, existiendo doctores que sugieren no peinar durante la primera semana y otros que defienden la idea de no pasar el peine por la cabellara durante los dos meses siguientes al injerto.

En primer lugar hay que considerar que el pelo injertado es muy corto por lo que la necesidad de peinarlo pueda derivarse de una necesidad psicológica y no de una fisiológica. Durante la primera semana los injertos son susceptibles de no arraigar y por ello hay que tratarlos de la forma más gentil posible, evitando cualquier acción que los pueda arrancar. Incluso tener un sueño inquieto puede ser motivo de preocupación, ya que por las mañanas se pueden encontrar numerosos pelos caídos sobre la almohada. Algunos pacientes usan pastillas relajantes durante este primer periodo para evitar una segunda ronda de injertos.

Otros CUIDADOS DESPUÉS DE UN TRASPLANTE CAPILAR que hay que observar no atienden directamente al cabello, sino al bienestar general de la persona. Por ejemplo, durante los primeros días puede aparecer leve inflamación en el cuero cabelludo por lo que se recomienda no hacer esfuerzos extenuantes y reposar en condiciones de comodidad, sin frío, calor o humedad excesivos. Igualmente, conviene utilizar un champú infantil durante los primeros días para mantener el estrés sobre la zona al mínimo (estos jabones tienen una acidez más cercana a la de la piel y por tanto son más amables con la misma).

Otros cuidados del pelo injertado pueden incluir, pero no están limitados a: la utilización de cremas hidratantes para reducir el picor en la piel, elevar la cabeza durante el sueño empleando varias almohadas para ello si es necesario, evitar el uso de sombreros o prendas que cubran la cabeza durante los dos primeros días tras el injerto, no fumar durante la curación del cuero cabelludo.

Con estos consejos puedes garantizar que tu trasplante capilar rinda al máximo. Esperamos que os sirvan para tener una mejor recuperación.

¿Las células madre serán el futuro del tratamiento de la alopecia?

tratamiento con células madreLa alopecia es una afección cada día más frecuente en la población, de hecho, se estima que aproximadamente la mitad de los varones sufre algún grado de alopecia y en mujeres, es muy habitual la consulta por alopecia femenina.

Por este motivo, cualquier avance médico que arroje un poco de luz sobre la posible solución o erradicación de un problema con un índice tan alto de afectados, es siempre muy bien recibido.

La industria farmacéutica está al corriente de está necesidad de los pacientes y es por eso que las líneas de investigación que profundizan sobre este tema reciben gran apoyo para su continuidad y avance.

Últimamente, la medicina está dando grandes pasos hacia tecnologías que hace tan sólo unas décadas eran completamente inimaginables, y gran parte de estos avances se producen por las investigaciones con células madre.

El tratamiento con células madre

El tratamiento con células madre constituye un gran campo por explotar debido a la enorme cantidad de aplicaciones que tiene. Basta saber que estas células tienen la particularidad de regenerarse y adaptar funciones específicas para suplir la eficiencia o falta de actividad de otras células.

Estas células, son diferente al resto de células de nuestro cuerpo, puesto que en términos sencillos, son las madres o precursoras de todas ellas. Y por ello, son particularmente útiles en casos en los que se necesite una cicatrización o en el caso de la calvicie, la regeneración del resto de células.

Este hecho, podría significar la solución al problema de la calvicie en un periodo de tiempo relativamente corto, además de la simplificación del tratamiento en sí, puesto que se basa en técnicas mucho menos invasivas que las que se usan a día de hoy.

El tratamiento con células madre, consistiria en la extracción de células madre de zonas pobladas del paciente, y su posterior inserción en las zonas afectadas, para así lograr una regeneración activa de los folículos.

Los avances en el campo de estas células son muy lentos y aunque sus resultados serián espectaculares; de momento estamos lejos de poder usarlos en un futuro cercano.

¿Cómo crece el pelo después de la quimioterapia?

cómo crece el pelo después de la quimioterapia

El uso de fármacos para erradicar las células cancerosas (quimioterapia), actúa destruyendo y evitando que las células cancerosas se multipliquen y reproduzcan, debido a que estas células tienden a proliferar más rápido que las células sanas.

Los tratamientos quimioterapéuticos afectan y perjudican a otras células sanas que también se reproducen y dividen rápidamente, por ejemplo, las células de los folículos capilares, médula ósea, uñas, entre otras.
En tal sentido, la pérdida de cabello es inevitable en este período.
Mantener la calma, ser fuerte y perseverante es esencial para afrontar la situación hasta el próximo crecimiento del pelo.

Caída del cabello después de la quimioterapia

La alopecia (caída del cabello) es uno de los efectos secundarios más comunes y evidente, presentados por pacientes sometidos a tratamientos quimioterapéuticos.

Cada tratamiento utiliza una serie de fármacos diferentes, dependiendo de cada tipo de cáncer. Sin embargo, el cabello no empieza a caer de manera inmediata, normalmente, comenzamos a notar la caída del pelo luego de varias semanas o dosis de la quimioterapia, y aumenta de manera progresiva el segundo y tercer mes de tratamiento.

Algunos tratamientos de quimioterapia generan poca caída del pelo como también un recrecimiento rápido. Otros tratamientos simplemente no ocasionan pérdida del cabello, solo lo debilitan y tienden a rizarlo. Incluso pueden llegar a crecer con un color y textura diferente, pero después del último tratamiento debemos esperar que los medicamentos desaparezcan por completo de nuestro cabello antes de que podamos observar el recrecimiento del pelo.

La cantidad del cabello que caerá no puede ser cuantificable, esto debido a que varía de acuerdo con cada organismo. Generalmente, los cabellos que siempre han sido muy saludables crecen de 1 a 2 centímetros por mes.

Es probable que luego de someter a los tejidos capilares a esta clase de tratamientos el proceso de crecimiento del cabello sea un poco lento. Considerando que el primer cabello en crecer sea un poco áspero o rebelde, es viable rasurarlo completamente, así como también se podrá acudir a un buen estilista. Este con un poco de cabello podrá realizar un bonito corte, ajustando el crecimiento del mismo. De igual manera, se podrá optar por diversos tratamientos estéticos, en la actualidad se disponen de técnicas innovadoras que ayudarán al paciente a recuperar su estilo, mejorar su autoestima y sentirse bien consigo mismo.