Diferencias entre Clonación Capilar y Trasplante Capilar

¿Estás pensando en realizarte algún tratamiento capilar que ponga fin a esa preocupante caída cabello? Si es así, y has estado investigando sobre el tema, ya sabrás que en el pasado 2018 salió a la luz una buena noticia para todos a los que la caída cabello se ha convertido en una auténtica pesadilla.

Todos los medios de comunicación se hicieron eco de que unos científicos japoneses prometían acabar de modo definitivo con la calvicie, mediante una nueva técnica de regeneración a partir de células madre, ¡y que podría estar disponible en 2020! No hay duda de que la clonación capilar plantearía una alternativa deseable a un tratamiento capilar más convencional y a los trasplantes capilares; diferenciándose de estos últimos, principalmente, en el procedimiento técnico a seguir.

El trasplante y la clonación capilar: Técnicas muy diferentes

En la clonación capilar se obtienen, al principio, tres tipos de células madre del cuero cabelludo, a partir de folículos pilosos normales del paciente. A continuación, estas células madres se tratan en un laboratorio para regenerarlos, crear cabellos sanos, y plantarlos. En el trasplante capilar, sin embargo, se escoge normalmente cabello de la nuca u otras zonas pilosas no afectadas por la caída cabello, se arranca, y se trasplanta a las zonas frontales del cráneo con calvicie.

Distinta cantidad de cabellos donados por el paciente

Con un solo pelo, se pueden clonar miles de ellos para implantar. En el trasplante capilar, en cambio, se sacan cantidades variables de cabello para rellenar aquellas zonas en las que el pelo se ha caído, y continúa haciéndolo. Esto hace que la primera terapia resulte menos invasiva, también porque no requerirá cirugía.

Diferentes calidades en los resultados obtenidos

En el trasplante capilar, el volumen total del cabello no aumenta. Sin embargo, con la clonación capilar, el producto obtenido se ve más natural y con mayor volumen , ya que lo que se ha obtenido con ella son nuevos folículos pilosos.

los científicos prevén que dentro de unos años habiendo hecho los suficientes ensayos se podrá exponer a los pacientes los tratamientos correspondientes.