Trasplante de cabello sin rasurar o rapar

El trasplante capilar es una operación altamente demandada que se ha venido perfeccionado en los últimos años, hasta el punto en que se ha desarrollado la técnica que permite trasplantar el cabello sin necesidad de rasurar. Pero, ¿qué es el trasplante sin rasurarse y qué ventajas tiene?

En qué consiste el trasplante sin rasurarse

El trasplante de cabello sin rapar ninguna parte de la cabeza es una operación que resulta bastante cómoda, realizada con una técnica especial y que se prefiere para los trasplantes en las zonas de la línea frontal y los temporales.

Muchos pacientes suelen preferir esta modalidad por razones de imagen y trabajo, por elemental discreción o porque en algunos casos afeitarse la cabeza podría resultar traumático para algunos pacientes, particularmente para las mujeres que llevan el cabello largo. La buena noticia es que hoy existe trasplante sin rasurarse.

Ventajas del trasplante capilar sin rapar

El trasplante sin rasurarse es una técnica que conlleva varias ventajas. En comparación con otras técnicas, la recuperación antes de volver a la vida cotidiana es más rápida. Además, las pequeñas costras y marcas desaparecen en un lapso de 7 a 10 días.

Asimismo, el resultado obtenido es estéticamente superior si se compara con otras técnicas, una ventaja potenciada por el hecho de que las “señales” de que hubo trasplante se cubren con mayor facilidad. Hay que anotar que se trata de una técnica que requiere laboriosidad y que resulta más lenta que otros procedimientos.

¿Qué ocurre después de un trasplante capilar sin rasurarse?

Si el trasplante capilar sin rapar se ha realizado con total éxito, la recuperación será bastante rápida y con resultados estéticos satisfactorios. El paciente podrá retomar las rutinas de su vida diaria y las pequeñas cicatrices desaparecerán en los 10 días sucesivos.

En los 3 – 6 meses posteriores después del trasplante sin rasurarse el pelo crecerá como cabello natural, notando una apariencia distintiva. Aproximadamente después de un año, el paciente podrá alcanzar el resultado ideal, todo gracias a que existe trasplante capilar sin rasurarse.

El trasplante de cabello sin rapar es una técnica que requiere pericia y experiencia,y la mayor o menor conveniencia de la aplicación siempre dependerá de cada caso particular.

Así, si desea saber si la operación es adecuada en su caso, solo deberá consultar a los mejores expertos y dejar el trato de su cabellera en las mejores manos.

Si estás sufriendo de caída significativa de cabello y quieres recuperar la confianza en ti, nosotros podemos asesorarte y sugerirte el tratamiento ideal para ti.