cejas maquilladas a naturales

Implante de cejas: de maquilladas a naturales

El mundo de la estética ha ido evolucionando con el paso del tiempo y uno de los puntos en los que las variaciones son más evidentes es en el diseño de las cejas. Las cejas son, junto con las pestañas, las principales responsables de definir la mirada. Además, constituyen un elemento imprescindible para proteger los ojos del sudor o de factores medioambientales como pueden ser el sol o el polvo. Si bien en décadas anteriores era común llevar las cejas muy delgadas, llegando a la depilación de las mismas para conseguir una mirada diferente que siguiera los dictámenes de la moda, hoy en día se llevan las cejas gruesas y con un ‘look’ más natural. Es por ello que el implante de cejas se impone como una técnica que permite tener cejas gruesas y naturales de manera definitiva y es también la mejor opción para todas aquellas personas que carecen de ellas.

La depilación no es el único motivo por el que algunas personas no poseen cejas naturales. Ciertas enfermedades tienen como resultado una pérdida considerable de cabello en las cejas, dando lugar a cejas poco pobladas.

Microinjerto de cejas

El implante de cejas es la mejor manera de recuperar su densidad para lograr unas cejas naturales. Se trata de una intervención sencilla que puede realizarse tanto en hombres como en mujeres. Tener cejas maquilladas o naturales es una opción, pudiendo recuperar el cabello de esta zona de una forma sencilla.

En este procedimiento se emplea la técnica conocida como microinjerto que se basa en extraer cabello de otras zonas del cuerpo. Se debe seleccionar una zona donde el cabello posea características lo más similares posibles al cabello de las cejas. La parte baja de la nuca suele ser un candidato a considerar.

Considerando el ciclo de crecimiento del pelo, siguiendo la dirección natural de las cejas y las condiciones específicas de cada paciente se pueden conseguir una cejas definidas y pobladas de una forma sencilla. Tener cejas tatuadas, cejas maquilladas o naturales poco pobladas no es impedimento para aplicar este procedimiento. El diseño del microinjerto se lleva a cabo teniendo en cuenta la forma natural de la ceja y no del tatuaje o maquillaje, obteniendo un resultado mucho más natural.

Como ventaja adicional del implante de cejas se puede destacar que es un procedimiento sencillo que no requiere de vendajes, realizándose de forma ambulatoria sin necesidad de hospitalización. El paciente a las 48 horas ya puede lavarse la zona intervenida sin frotar. Solamente es necesario proteger la zona del sol con unas gafas adecuadas durante un mes o mes y medio después de la intervención según las indicaciones del médico.

Tener una cejas pobladas, naturales, bonitas y estéticas es posible gracias a este procedimiento sencillo que consigue resultados sorprendentes.

Si estás pasando por esta situación y tienes dudas o preguntas, pide una cita con nosotros y te asesoraremos sobre el trasplante u otros procedimientos que se adapten a tu situación.