barba y contagio coronavirus

¿Tener barba aumenta el contagio de la COVID-19?

Desde el comienzo de la pandemia por el coronavirus son muchas las dudas que han surgido y siguen haciéndolo, sobre su propagación y las vías de contagio. Se ha llegado incluso a hablar sobre si tener barba implica un aumento en el riesgo de contagiarse por este virus. Pero ¿realmente es así?

Barba y contagio por coronavirus

La duda empezó cuando se extendió un bulo que decía que la mascarilla con barba no era efectiva. Según el mismo, el vello facial que atraviesa la mascarilla en caso de llevar la barba muy larga, hace que su filtro pierda efectividad, mientras que todo aquel vello que quede por dentro de ellas no supone ningún problema.

Pero la realidad es que no existe un riesgo mayor en las personas que llevan barba que en aquellas que no la tienen.

Sí que se destaca que profesionales que deban usar mascarillas FFP2 como por ejemplo los sanitarios, tendrían que afeitarse para que la utilización de las mismas sea más eficaz, pero solamente por el hecho de que se encuentran en primerísima línea de contagio por estar en permanente contacto con pacientes enfermos por coronavirus.

Cuidado del pelo facial

Aunque como ya hemos comentado, la barba y el contagio por coronavirus no van de la mano, es importante tener un buen cuidado del pelo facial para evitar, en la medida de lo posible, el contagio.

Para ello es recomendable aumentar ciertas rutinas dentro del cuidado del pelo facial y de higiene como por ejemplo:

Limpiar y recortar la barba de forma correcta y con cierta frecuencia.

– Una vez se lave hay que proceder a secarla perfectamente para evitar que se quede húmeda, situación que puede llegar a atraer al virus.

– Siempre hay que tener en cuenta que lo primordial es el distanciamiento social

– Evitar tocarse esa zona de la barba o cabello, ojos o a la boca.

Es definitiva, no es necesario tener una atención especial con la barba durante la pandemia del COVID-19, pero sí mantener una higiene adecuada y ciertas medidas de distanciamiento y protección para evitar contagio.