enfermedades del cuero cabelludo

Enfermedades del cuero cabelludo: ¿cómo tratarlas?

Está comprobado que la apariencia puede decir mucho de nosotros sin siquiera articular una palabra. Y el cabello es uno de los grandes factores que potencia esta situación.

El cabello representa una de las maneras más fáciles de expresarnos. Con tan sólo cortarlo de una manera específica o teñirlo de cierto color, podemos dar una idea bastante clara de nuestros gustos y personalidad. Además de todo eso, si prestas mucha atención, el cabello te puede dar un indicio de tu estado de salud.

Las enfermedades más comunes del cuero cabelludo

Existen múltiples tipos de enfermedades del cuero cabelludo. Si bien es cierto que estas podrían llegar a causar caída del cabello, este no es más que un síntoma.

Dichas enfermedades del cuero cabelludo pueden surgir por diferentes razones, como por ejemplo falta de higiene, una mala alimentación o estrés. En este artículo, te presentamos las más comunes:

La caspa

Sin duda alguna, una de las enfermedades capilares más comunes.

Es fácil de reconocer, pues se expresa a través de unas características escamas blancas o amarillas que, en la fase inicial de la enfermedad, se limitan a permanecer adheridas al cuero cabelludo. Al hacerse un poco más grave, suelen soltarse en toda la extensión del cabello.

La caspa consiste en un desequilibrio en el proceso de eliminación de las células ubicadas en el cuero cabelludo. Las personas que sufren de esta enfermedad suelen eliminar la capa de células muertas con más frecuencia de lo normal, lo cual induce a la proliferación de microorganismos.

Este desequilibrio puede estar causado por diferentes razones, entre las conocidas hasta ahora, se tiene la mala alimentación, falta de higiene, déficit en la circulación o infección capilar.

Dermatitis Seborreica

Esta enfermedad es considerada muchas veces como caspa más intensa, pues se evidencian las mismas escamas blanquecinas, solo que en mayor cantidad. En casos más extremos, puede provocar picazón, enrojecimiento y hasta la pérdida de cabello.

Esta condición es común entre las personas con cabello graso, psoriasis o acné, donde un microbio, conocido como Malassezia globosa, descompone la capa de grasa natural (o sebo) producida por el propio cuero cabelludo y las convierte en un irritante, el cual hace que la velocidad con la cual se renuevan las células del cuero cabelludo aumente exponencialmente.

Este aumento en la velocidad de la eliminación de las células produce que se acumulen grandes cantidades de células muertas en la superficie del cuero cabelludo, lo que le otorga el efecto escamoso.

Alopecia areata

Sin duda una de las enfermedades capilares más comunes y más temidas por la población masculina. Sin embargo, a pesar de lo que se pueda pensar, esta enfermedad puede afectar a mujeres y niños de igual forma.

Siendo sinónimo de calvicie, la alopecia areata se caracteriza por la caída a gran medida del pelo, en distintas zonas del cuerpo, como el cabello, la barba e incluso, hasta las pestañas. Al no ser tratado a tiempo, puede llegar a producir la pérdida total de cabello.

Se trata de una enfermedad autoinmune, donde los glóbulos blancos de la sangre reconocen como extrañas a las células de los folículos pilosos y las atacan, generando la caída del cabello en forma de círculos, y su lenta regeneración.

Hongos del cuero cabelludo

Se trata de una de las enfermedades del cuero cabelludo que la gente suele pasar por alto. Esta patología es causada por la presencia de hongos en el cuero cabelludo, provocando inflamaciones o infecciones.

Uno de los síntomas es la caída del cabello en puntos específicos, lo cual se conoce como Tiña, una enfermedad causada por hongos que es común en niños. Puede generar inflamación y picor.

Si te estás viendo afectado por alguno de los síntomas de las enfermedades antes comentadas u otros, te recomendamos visitar a tu médico. Puedes agendar una cita en la Clínica Villodres para evaluar tu caso particular.