Archivos mensuales: septiembre 2020

historia trasplante capilar

Historia del trasplante capilar

El trasplante capilar es un procedimiento que ha evolucionado a lo largo de la historia. Hoy en día es un tratamiento que genera confianza y seguridad para realizarlo y muchas personas ya lo consideran como la vía más deseada para recuperar el cabello perdido.

La historia del trasplante capilar es muy larga y aunque no se conoce con precisión desde cuándo se comenzó a usar este procedimiento, los datos históricos documentados indican que fue en Alemania (1822) donde se realizó el primer trasplante exitoso. Después de este caso no se conoce otro hasta el siglo XX.

En Japón en el año 1939, durante la segunda guerra mundial, el Dr. Shoji Okuda realizó trasplantes capilares para solucionar problemas de quemaduras, su técnica consistía en cortar pequeñas partes del cuero cabelludo y colocarlas en otros lugares dañados, como los bigotes, las cejas, etc.

Trasplante capilar con fines estéticos

Después de 11 años más o menos en la década de los 50, llega a los Estados Unidos esta forma de trasplante y es el doctor Norman Orentreich, quien realiza un injerto capilar en 1952, mejorando la técnica. Orentreich utilizó tamaños de injerto de 4 milímetros, pero el procedimiento dejaba cicatrices muy evidentes.

En la década de los 90, surge un método de Trasplante de Unidad Folicular (FUT), donde se toman cabellos individuales o las unidades foliculares y se van implantando con una técnica muy delicada.

Así se continuó hasta el año 2003, donde surgió la cirugía Folicular Unit Extraction(FUE), la cuál ha sido exitosa y preferida por los efectos positivos que genera.

Actualmente las técnicas más comunes para trasplante capilar son FUE y FUSS.

El procedimiento de trasplante capilar. Solución efectiva y segura para la calvicie

En trasplante capilar, actualmente, se realiza de manera ambulatoria con una duración de entre cinco a seis horas.

Primero se anestesia la zona de la nuca que generalmente no presenta alopecia, se rasura para extraer los cabellos, uno a uno de forma milimétrica y exacta, para proceder a implantarlo. El procedimiento no deja cicatrices.

En la Clínica Villodres somos especialistas en microinjertos capilares. Con más de 30 años que lo avalan. Si quieres obtener asesoría sobre el tratamiento ideal para ti, contáctanos.

países con más calvos

Top 3 países con más calvos del mundo

La calvicie en el mundo no deja de crecer, pero ¿cuáles son los tres países con más calvos en el mundo? ¿Es la calvicie en España una de las dolencias más habituales?

Ranking de los países con más calvos en el mundo

A la hora de analizar cuáles son los tres países con más calvos del mundo recurrimos a un estudio realizado en 2011 por Trip Advisor, en el cual se observaban y contabilizaban la cantidad de calvos que pasaban en la calle. Aquí les mostramos los resultados:

República Checa

Un 42,79% de la población padece alopecia, confirmando así que bulos como los que indican que esta dolencia es más habitual en climas cálidos no tienen base científica alguna. El frío extremo también provoca daños en el pelo de los habitantes del país.

España

La calvicie en España afecta a un 42,6% que indica que ni la dieta mediterránea, ni el clima, ni ningún tipo de factor que pueda afectar a toda la población son motivos objetivos para padecer alopecia. Que casi la mitad de la población la padece confirma que esta dolencia depende directamente de la genética, entre otras causas.

Alemania

El 41,24% de la población sufre de alopecia. Se alegan motivos como el estrés, un clima muy duro y similares para justificar una cifra tan alta que ha provocado que en este país se haya convertido ya en un problema para el que es necesario encontrar una solución.

Otras cifras de la calvicie en el mundo

En Francia la tasa es del 39,24%, en el Reino Unido es del 39,23% y en Estados Unidos del 39,04%. Curiosamente, en China la cifra de calvos apenas llega al 19%. Semejante diferencia es siempre digna de estudio ya que se trata de un mínimo de 20 puntos menos y de un máximo de 23.

Así, todo parece indicar que la alopecia afecta de forma distinta a los países desarrollados por lo que un estudio detallado de esta cuestión sería conveniente para parar el avance y evaluar posibles soluciones de una dolencia que provoca alteraciones estéticas y psicológicas, dependiendo del caso de quien la padece.