zona donante trasplante capilar

Trasplante capilar: ¿Cómo saber si la zona donante es buena?

Primeramente, se necesita saber si la persona es apta para realizar el trasplante capilar, para ello es importante que se tenga en cuenta algunos aspectos como el procedimiento quirúrgico, zona donante, zona receptora, grosor del pelo, características propias del cuerpo, etc.

A continuación, haremos una breve descripción de lo que se necesita saber para realizar un injerto o trasplante capilar.

Procedimiento para realizar un injerto capilar

En principio para un procedimiento de trasplante capilar se extraen los folículos de una zona donante que normalmente están en la parte de atrás de la cabeza donde se acumula mayor cantidad de pelos para implantarlos en la zona donde se presenta pérdida de cabello, llamada zona receptora.

¿Soy apto para un trasplante capilar?

Es importante consultar con un especialista que valorará la calidad de la zona donante antes de realizarse un trasplante capilar para saber si se es apto o no.

Podría darse el caso que una persona presenta poca cantidad de pelos y poca calidad en la zona donante, en este caso no sería apto para realizar una intervención quirúrgica porque no se le podrían sacar muchas cantidades de folículos en la zona donante como para que el injerto se regenere como se lo espera.

Una forma de saber si la zona donante es buena es conocer el número de unidades foliculares, según los especialistas el promedio de una persona normal es de aproximadamente 100 pelos por cm2.

El grosor del pelo también es importante en la parte donante, esto se puede clasificar en pelo fino (alrededor de 40 a 50 micras), pelo medio (alrededor de 50 a 60 micras) y pelo grueso (más de 60 micras).

La posibilidad de que una persona sea donante dependerá de la característica propia del cuerpo, en otras palabras, dependerá de su propia naturaleza. La persona interesada podrá fijarse en las zonas donantes de su cabeza que están constituidas por la mayor cantidad de pelos en la parte de la nuca.

Una vez identificada la calidad de la zona donante se podrá decir que el interesado es candidato para realizar un trasplante capilar, dicha zona deberá tener una densidad suficiente para sacar los folículos y ser trasplantados en las zonas donde haya escasez de pelos.