injerto capilar con pelo corporal

¿Es posible hacer un injerto capilar con pelo corporal?

La calvicie es un problema estético que afecta en su mayoría a los hombres, pero también puede presentarse pérdida de cabello en mujeres. Esta situación ha encontrado como medida de solución los trasplantes capilares, que están en auge en los últimos años.

Aunque el injerto capilar es una de las opciones más efectivas y solicitadas para solucionar el problema de la alopecia, cabe preguntarse ¿se puede hacer este procedimiento si se padece de calvicie total o si la zona de la nuca no es una zona donante apta?

Injertos capilares con pelo corporal, ¿es posible?

La respuesta corta es un rotundo sí. Sin embargo, va mucho más allá de eso.

Como se aplica para todo, cada cuerpo es diferente, por ende el cabello y vello corporal no son la excepción. Con la asesoría de un especialista en trasplantes capilares, se puede valorar la opción de tomar como zona donante alguna parte del cuerpo diferente.

Aunque la efectividad de esta técnica ya está comprobada, lo primero que se debe hacer en un aspirante a injerto capilar con vello corporal es examinar cada tipo de vello corporal (barba, vello del pecho) y analizar si alguno de ellos es igual o similar al cabello de la cabeza, en función al grosor, flexibilidad, fortaleza, tipo de folículo piloso y densidad de vello.

Si alguno de estos tipos de pelo es compatible con el cuero cabelludo, en función a los factores que se acaban de mencionar, entonces es posible realizar el injerto capilar en el individuo.

¿En qué consiste un trasplante capilar con vello corporal?

El procedimiento para realizar un injerto o trasplante capilar es muy sencillo. De la zona donante, que en este caso, podría ser barba, pelo del pecho se extraerán los folículos pilosos para ser colocados en la zona receptora, es decir, en el cuero cabelludo.

Aunque las técnicas para el procedimiento suelen variar, el número máximo que se recomienda extraer, son 2.000 unidades foliculares.

Postoperatorio del injerto capilar con pelo corporal

A pesar de ser un procedimiento sencillo, que no requiere más que anestesia local, posterior al tratamiento, es necesario tener los siguientes cuidados:

– Evitar la exposición al sol los días posteriores a la operación;
– Reducir cualquier actividad que pueda provocar sudoración en la zona donante y receptora;
– Evitar el roce o golpes en ambas zonas;
– Utilizar un champú específico y evitar frotar la zona a la hora del lavado;
– Al dormir, es recomendable el uso de almohadas de viaje.

Si eres un tipo de paciente que está pensando realizarse un trasplante capilar y tienes dudas para saber si eres apto, si es el momento adecuado, o cualquier consulta, no dudes en contactar con la Clínica Villodres. Que con un equipo con amplia experiencia en el tema, podrán asesorarte acerca de lo que más te convenga.