Archivos mensuales: agosto 2022

Cuidados después de un injerto capilar

Si eres una de las muchas personas que tienen en mente realizarse un injerto capilar, es habitual que te surjan muchas preguntas sobre los cuidados que se deben tener en el postoperatorio. ¿Podré hacer una vida normal después del implante?, ¿va a merecer la pena?, ¿cuánto tiempo va a tardar en crecerme el pelo?, y sobre todo, ¿tengo qué tener algún cuidado especial?

Injerto capilar, ¿qué es?

Se trata de una técnica que aunque es muy laboriosa y debe realizarla un profesional experto, es una cirugía ambulatoria menor que se lleva a cabo con anestesia local. Por este motivo, no se necesita hospitalización y se puede volver el mismo día a casa.

La importancia de los cuidados injerto capilar

El éxito de un injerto capilar va a depender mucho de sus cuidados posteriores. Es más, si no se realizan los procedimientos adecuados, el implante puede fallar por mucho que la cirugía haya salido perfecta. De ahí la importancia de seguir al pie de la letra las instrucciones y recomendaciones de los profesionales.

Por ejemplo, algo que se recomienda hacer siempre en el momento en que se retira el vendaje, es aplicar frío local sobre la cara y el cuello, ya que es normal que aparezca un edema en esta zona. Por otro lado, es habitual que aparezca picor en las primeras semanas en el área donante. En las semanas posteriores, también es común que se sienta en la zona receptora. Para evitarlo, lo mejor es aplicar alguna pomada antes de acostarse que, sin duda, te recomendará tu médico.

Un cuidado clave después de un injerto capilar es lavarse la cabeza un par de veces cada día a partir del segundo después de la intervención. Para ello habrá que utilizar un jabón específico que se aplicará en la zona donante y receptora a través de movimientos circulares y suaves. Después se aclara y se seca con un secador de pelo durante cuatro minutos aproximadamente. Jamás se deben usar toallas, puesto que sus fibras podrían llegar a desprender los folículos que se han implantado.

A los cuatro días después del implante, casi seguro que aparecerán costras. Aunque significa que todo está evolucionando de manera correcta, estéticamente pueden ser molestas. Por eso, es importante seguir con las rutinas de lavado hasta que se caigan por sí solas. Nunca se deben arrancar y en unos doce días habrán desaparecido.

En lo que se refiere al descanso, va a ser necesario hacer un reposo relativo durante un día y dormir colocando la cabeza en alto. Cabe recordar también, que durante los 15 días posteriores al injerto capilar, no se recomienda hacer deporte de ningún tipo.

Para finalizar, a partir del mes y medio aproximadamente, se comienzan unas sesiones en la clínica con vitaminas capilares. ¡Y no olvides que cada fase requiere unos cuidados concretos y que debes seguir todos si quieres lucir un pelo estupendo!

Para más información sobre soluciones a problemas capilares viene no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra web.

¿Cuál es la época del año más recomendable para realizarse un injerto?

¿Cuál es la época del año más recomendable para realizarse un injerto?

Un injerto capilar es una posible solución frente a la pérdida abundante de cabello. El profesional atiende de forma personalizada al paciente. Por ello, antes de iniciar el proceso, elabora su historia clínica. El especialista realiza diferentes preguntas para tener una visión general del paciente. Un injerto capilar es un tipo de cirugía que requiere de una preparación previa.

Existe una duda que surge de forma habitual en la consulta del experto. Los pacientes se preguntan en qué época del año conviene concretar el proceso. Desde un punto de vista general, es un tratamiento que puede llevarse a cabo en cualquier periodo del calendario. Es decir, el paciente busca el momento oportuno en su agenda. Para ello, debe analizar sus circunstancias, ocupaciones y tiempo libre. Cualquier periodo del año es positivo siempre que el paciente se comprometa con su propio autocuidado. Conviene señalar que, aunque se trata de una cirugía poco invasiva, hay que poner una atención especial en las indicaciones del postoperatorio.

Por ello, los profesionales del sector recomiendan que, siempre que sea posible, el paciente inicie el tratamiento durante el invierno. Durante ese periodo, pese a las bajas temperaturas, se aconseja que la persona no cubra su cabeza con gorros o sombreros durante los días posteriores a la intervención.

¿Por qué es recomendable que el paciente inicie el proceso durante la época más fría del año? El motivo principal está relacionado con el estilo de vida adoptado durante este periodo. A diferencia del verano, el paciente suele tener una rutina más previsible. En la época estival, por el contrario, se realizan más actividades al aire libre y la agenda social es más intensa. Es por este motivo que el invierno crea el contexto propicio para que el paciente se concentre en el proceso que ha comenzado.

Por otra parte, existe otro periodo del año que supone un tiempo de transición entre las estaciones previamente descritas. La primavera se caracteriza por sus largos días y temperaturas más suaves. Pues bien, el tratamiento también puede enmarcarse en este contexto.

Por tanto, la elección de un momento específico del año no determina los resultados obtenidos a modo de causa y efecto. Sin embargo, sí influye de forma significativa durante el proceso. En ese caso, lo verdaderamente importante es que el paciente, contando con el asesoramiento del experto, concrete la fecha para injerto capilar en aquel periodo que se adapta a su agenda personal.

Para más información sobre soluciones a problemas capilares no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra web.