¿Cuál es la época del año más recomendable para realizarse un injerto?

¿Cuál es la época del año más recomendable para realizarse un injerto?

Un injerto capilar es una posible solución frente a la pérdida abundante de cabello. El profesional atiende de forma personalizada al paciente. Por ello, antes de iniciar el proceso, elabora su historia clínica. El especialista realiza diferentes preguntas para tener una visión general del paciente. Un injerto capilar es un tipo de cirugía que requiere de una preparación previa.

Existe una duda que surge de forma habitual en la consulta del experto. Los pacientes se preguntan en qué época del año conviene concretar el proceso. Desde un punto de vista general, es un tratamiento que puede llevarse a cabo en cualquier periodo del calendario. Es decir, el paciente busca el momento oportuno en su agenda. Para ello, debe analizar sus circunstancias, ocupaciones y tiempo libre. Cualquier periodo del año es positivo siempre que el paciente se comprometa con su propio autocuidado. Conviene señalar que, aunque se trata de una cirugía poco invasiva, hay que poner una atención especial en las indicaciones del postoperatorio.

Por ello, los profesionales del sector recomiendan que, siempre que sea posible, el paciente inicie el tratamiento durante el invierno. Durante ese periodo, pese a las bajas temperaturas, se aconseja que la persona no cubra su cabeza con gorros o sombreros durante los días posteriores a la intervención.

¿Por qué es recomendable que el paciente inicie el proceso durante la época más fría del año? El motivo principal está relacionado con el estilo de vida adoptado durante este periodo. A diferencia del verano, el paciente suele tener una rutina más previsible. En la época estival, por el contrario, se realizan más actividades al aire libre y la agenda social es más intensa. Es por este motivo que el invierno crea el contexto propicio para que el paciente se concentre en el proceso que ha comenzado.

Por otra parte, existe otro periodo del año que supone un tiempo de transición entre las estaciones previamente descritas. La primavera se caracteriza por sus largos días y temperaturas más suaves. Pues bien, el tratamiento también puede enmarcarse en este contexto.

Por tanto, la elección de un momento específico del año no determina los resultados obtenidos a modo de causa y efecto. Sin embargo, sí influye de forma significativa durante el proceso. En ese caso, lo verdaderamente importante es que el paciente, contando con el asesoramiento del experto, concrete la fecha para injerto capilar en aquel periodo que se adapta a su agenda personal.

Para más información sobre soluciones a problemas capilares no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra web.