Mejores productos para el cuidado capilar después de un injerto

Mejores productos para el cuidado capilar después de un injerto

Aunque el injerto capilar es una solución perfectamente adecuada para aquellas personas que se enfrentan a una pérdida de cabello, no hay que olvidar que es un tratamiento que requerirá una serie de cuidados específicos. Después de la intervención, en especial durante los primeros días, deberás prestar atención a la hora de lavarte la cabeza, y tendrás que evitar realizar algunas acciones concretas que puedan dañar los nuevos folículos. Por eso, a continuación, vamos a hablar de algunos productos de cuidado capilar después del injerto con los que deberías contar.

Productos para el cuidado capilar

El cuidado capilar tras un injerto es un asunto delicado, ya que de este va a depender, en gran medida, el éxito del procedimiento. Es importante tener en cuenta que la cabeza se ha convertido en una zona sensible, y que el uso de ciertos productos cotidianos no será adecuado. Aplicar un champú demasiado agresivo, por ejemplo, puede terminar en desastre, y lo mismo ocurre si te frotas la cabeza para secarla. Por suerte, existen algunos artículos que se convertirán en tus aliados durante los días posteriores al injerto capilar.

Aloe vera

Es posible que, a lo largo de los primeros días tras la realización del injerto, puedas sentir ciertas molestias. Si hay dolor, tu doctor ya se encargará de recetarte lo que debes tomar; pero, para los picores que pueden ir surgiendo, uno de los productos de cuidado capilar de más utilidad será un gel de aloe vera. Se trata de un producto 100 % natural, por lo que no contiene químicos que dañen tu piel, y ofrece otros beneficios. Por ejemplo, puede aliviar el picor y la sensación de tirantez. Además, favorece la cicatrización.

Aceites específicos

Hoy en día existen muchos productos especialmente formulados para el cuidado capilar tras un proceso de injerto. Por ejemplo, hay aceites en spray y extractos vegetales que ofrecen efectos calmantes, antiinflamatorios y emolientes, lo que te ayudará a evitar que te rasques sin querer. Por supuesto, si tienes alguna duda, consulta con tu especialista sobre el producto que más te convenga.

Jabón de pH neutro

Pasado el tiempo prudencial que te indicará el doctor, y que suele ser de unos dos días, podrás empezar a lavarte la cabeza, aunque deberás mantener ciertas precauciones. Y una de ellas, por supuesto, estará estrechamente ligada con el champú que vayas a emplear. Este debe ser siempre de pH neutro y no ha de contener agentes químicos que puedan ser agresivos para tu cuero cabelludo. En el mercado encontrarás jabones especialmente formulados para este fin que son muy suaves y que incluyen componentes como la aloe vera. Así, te ofrecerá efectos calmantes y cicatrizantes.

Para más información, no dude en contactar con nosotros a través de nuestra web.