Archivos de la categoría Caída del pelo

Pérdida de pelo en jóvenes

Pérdida de pelo en jóvenes

La pérdida de pelo en las personas jóvenes es algo más frecuente de lo que podemos pensar. La caída de pelo, más allá de que se esté produciendo en una persona joven o más adulta, puede ser un síntoma de que algo en el organismo no está funcionando correctamente.

El ciclo de pérdida de pelo, normalmente, se empieza a desarrollar en edades avanzadas y no en la adolescencia. Pero en el caso que un joven sufra síntomas de alopecia, no hay que alarmarse en exceso, ya que se puede tratar.

Causas de la pérdida de cabello en jóvenes

Existen diferentes causas que pueden hacer que los jóvenes se les caiga el cabello:

– En primer lugar, puede que estemos delante de un caso de alopecia androgenética, es decir, no es muy normal que suceda este acontecimiento tan pronto, pero al ser hereditario puede producirse en estas edades.

– La mala alimentación también afecta la salud del cabello, propiciando su caída. En la dieta, hay que incluir verduras, alimentos que nos proporcionen vitamina A, vitamina B6 y la vitamina B12. Esto hará que el pelo no se caiga tanto y se ralentice el proceso.

– Otra causa importante, es el estrés. Es uno de los factores más importantes que ocasiona que se les caiga el cabello a los jóvenes. Para lograr evitar esta situación, es recomendable intentar salir de la rutina y realizar ejercicios de relajación, ejercicio físico.

El uso de productos químicos, del secador o peinarse en exceso, son condicionantes de la caída de cabello. Es verdad que son acciones que no dañan en exceso, pero que pueden influir. Dormir con el pelo mojado o exponerlo a altas temperaturas, puede causar que se pierda densidad en el cabello.

– La caída del cabello puede ir sujeta a cambios hormonales. Durante la adolescencia se producen muchos cambios hormonales que pueden ser un problema para el cabello. También casos como la menopausia o el embarazo, pueden ser condicionantes para esa caída del cabello.

Padecer ciertas enfermedades puede ser un detonante de caída del cabello. Hay ciertos tipos de enfermedades, o procesos de los tratamientos farmacológicos en los que sus síntomas primarios o secundarios son la pérdida del cabello. Por ejemplo la quimioterapia, problemas de ansiedad o anemia.

Estas serían las principales causas de la caída de cabello en los jóvenes, que aunque no debería aparecer en edades tempranas, existen casos en los que sí ocurre. Sin embargo, en la mayoría de casos son tratables.

¿El pelo trasplantado se puede caer?

¿El pelo trasplantado se puede caer?

Cuando una persona se somete a una intervención quirúrgica, como es un trasplante de pelo, piensa en cuáles son los pros y contras que tiene. En este caso, muchos de quienes quieren hacerse este procedimiento, se preguntan si una vez hecha la cirugía, el pelo puede volverse a caer.

Ante esta pregunta, podemos afirmar que el pelo injertado no se vuelve a caer, pero sí que hay que comentar algunos matices:

Zonas de trasplante capilar

En primer lugar, comentar que, en los hombres, las zonas en las que primeramente aparece la calvicie son en la parte delantera y en la de arriba de la cabeza. En cambio, en las zonas laterales y trasera, el pelo es mucho más fuerte, ya que la hormona DHT, que es la responsable de la caída del cabello, no afecta en estas zonas.

Por lo tanto, cuando se hace un trasplante capilar, se cogen los folículos y los cabellos de estas zonas más fuertes y se trasladan a las zonas menos pobladas.

¿Por qué puede caerse el pelo después de trasplantado?

En el primer mes después de la intervención, el pelo se puede caer, pero este suceso es normal.

A este fenómeno se le llama ‘shock loss’. Esto hace que, tanto el pelo injertado como nuestro pelo original, se vaya cayendo. Pero esta fase es totalmente normal, e indica que el proceso va por buen camino, y que el cabello se está renovando para salir más fuerte.

Después de haber hecho la intervención, podemos decir que casi el 100% de los folículos que se injertan, permanecen y son útiles para que posteriormente se regeneren de forma progresiva.

Otros factores que causan caída del cabello

Existen factores que hacen que el cabello pueda caerse como:

Herencia genética: es uno de los factores más comunes.
Factores psicológicos: el estado físico, el estrés, el cansancio, etc.
Malos hábitos de alimentación.

Es importante tener claro que aunque haya factores que causan caída del cabello, la provocada posterior a un trasplante capilar, es completamente normal y es parte del proceso. Con lo cual, podemos afirmar que los trasplantes capilares son eficaces, pero necesitan la medicación indicada (minoxidil y finasteride) para conservar el cabello actual.

Lo que funciona y lo que no contra la caída del pelo

Lo que funciona y lo que no contra la caída del pelo

Uno de los más grandes temores a nivel estético, sobre todo en la población masculina, es la caída de pelo. No en vano, un estudio llevado a cabo por la revista JAMA Facial Plast Surgery ha puesto de manifiesto que la mitad de los hombres y en torno al 10 % de las mujeres han padecido en algún momento de su vida lo que se denomina alopecia androgenética.

Para evitar esta incidencia en su imagen externa existen varias estrategias que pueden ser efectivas, y que van desde los fármacos contra la caída del pelo hasta los tratamientos en el cabello.

En todo caso, muchos métodos para evitar la caída del cabello pueden no culminar con los efectos deseados. Por tanto, es conveniente elegir un sistema que al final impida que el cabello pierda un volumen importante.

Es por ello que aquí explicaremos lo que funciona y lo que no, en cuanto a caída de cabello y alopecia.

Lo que funciona:

– Está comprobado que el estrés y estado de ánimo está muy relacionado con la caída de pelo, así que lo más importante y el primer paso para frenar su avance, es bajar los niveles de estrés e incluir una dieta con alimentos ricos en vitaminas.

El uso de fármacos es otra de las opciones que existe para mantener la masa capilar. Sin embargo, estos deben ser utilizados bajo supervisión médica.

– El primero de ellos es el minoxidil, un medicamento vasodilatador y que es recetado también para estimular el crecimiento del cabello. Ha sido aprobado como un fármaco efectivo contra la caída del cabello por la F.D.A

– El Finasteride es otro fármaco con efectividad comprobada para frenar la caída de pelo. Este es un derivado de los esteroides y ayuda a reducir los niveles de DHT en la sangre.

En los casos más extremos siempre se puede recurrir a un implante capilar que tan buenos resultados ha dado en los últimos años. Para ello, un experto de la Clínica Villodres siempre podrá asesorarte sobre los procedimientos existentes

Lo que no funciona:

También hay estrategias o métodos para evitar la caída del cabello con limitaciones en cuanto a su eficacia.

– Los champús que se publicitan bajo esta propiedad y que sencillamente no frenan la caída ni ayudan a su regeneración. Sin embargo, estos sí pueden mejorar el aspecto del cabello.

– Tampoco funciona el adquirir rutinas especiales como disminuir la frecuencia de lavado del cabello o realizarse cortes de pelo particulares.

países con más calvos

Top 3 países con más calvos del mundo

La calvicie en el mundo no deja de crecer, pero ¿cuáles son los tres países con más calvos en el mundo? ¿Es la calvicie en España una de las dolencias más habituales?

Ranking de los países con más calvos en el mundo

A la hora de analizar cuáles son los tres países con más calvos del mundo recurrimos a un estudio realizado en 2011 por Trip Advisor, en el cual se observaban y contabilizaban la cantidad de calvos que pasaban en la calle. Aquí les mostramos los resultados:

República Checa

Un 42,79% de la población padece alopecia, confirmando así que bulos como los que indican que esta dolencia es más habitual en climas cálidos no tienen base científica alguna. El frío extremo también provoca daños en el pelo de los habitantes del país.

España

La calvicie en España afecta a un 42,6% que indica que ni la dieta mediterránea, ni el clima, ni ningún tipo de factor que pueda afectar a toda la población son motivos objetivos para padecer alopecia. Que casi la mitad de la población la padece confirma que esta dolencia depende directamente de la genética, entre otras causas.

Alemania

El 41,24% de la población sufre de alopecia. Se alegan motivos como el estrés, un clima muy duro y similares para justificar una cifra tan alta que ha provocado que en este país se haya convertido ya en un problema para el que es necesario encontrar una solución.

Otras cifras de la calvicie en el mundo

En Francia la tasa es del 39,24%, en el Reino Unido es del 39,23% y en Estados Unidos del 39,04%. Curiosamente, en China la cifra de calvos apenas llega al 19%. Semejante diferencia es siempre digna de estudio ya que se trata de un mínimo de 20 puntos menos y de un máximo de 23.

Así, todo parece indicar que la alopecia afecta de forma distinta a los países desarrollados por lo que un estudio detallado de esta cuestión sería conveniente para parar el avance y evaluar posibles soluciones de una dolencia que provoca alteraciones estéticas y psicológicas, dependiendo del caso de quien la padece.

Diferencia entre alopecia androgenética y efluvio telógeno

La alopecia constituye una de las principales preocupaciones entre hombres y mujeres jóvenes. Hasta el 75% de los varones desarrolla algún tipo de alopecia antes de cumplir los cuarenta años.

Existen muchas causas y tipos de alopecia, entre las que se encuentran las de origen genético y otras, según recientes estudios, psicosomático. Es por ello que debemos conocer los signos de advertencia, para así poder ponernos en manos de un profesional rápidamente.

A continuación, veremos algunas particularidades de dos tipos de alopecia y cómo diferenciarlas: la alopecia androgenética y el efluvio telógeno.

Alopecia androgenética

Es la más común de todas. El componente es principalmente genético y se da en mayor proporción en hombres que en mujeres.

En los hombres tiene una prevalencia muy alta, al menos 8 de cada 10 varones con pérdida capilar mayores de 21 años sufre este tipo de alopecia y se precipita debido a la intervención de las hormonas masculinas

En las mujeres la prevalencia es menor y tarda más en aparecer. Se encuentran muy relacionadas las etapas de la mujer y la alopecia, y es por ello que antes de los 40 años aproximadamente el 15% de las mujeres sufre de pérdida de cabello, cifra que se dispara a partir de la menopausia por encima del 40% por la degradación de los folículos pilosos.

Los signos de caída del cabello varían ligeramente entre hombres y mujeres. Mientras que los hombres acusan una pérdida de cabello prefrontal, las mujeres experimentan una pérdida de densidad generalizada.

La detección precoz es uno de los pilares para dar con un tratamiento eficaz y que aminore el ritmo de la caída del cabello. Sin embargo, es importante decir que ante la aparición de síntomas debe consultar siempre con un especialista.

Efluvio telógeno

Se da en menor proporción. A menudo se produce por exposición a químicos, cirugías, cambios drásticos en la dieta, tratamientos farmacológicos y otras variables identificables.

El efluvio telógeno es inconfundible. Es un daño específico en una de las fases de crecimiento del pelo que llega de forma abrupta y marcada.

Aunque la pérdida de densidad del cuero cabelludo sea muy marcada en la mayoría de los casos, a no ser que haya una alopecia androgénica subyacente, suele tener un muy buen pronóstico, teniendo el paciente una recuperación total de su densidad capilar.

barba y contagio coronavirus

¿Tener barba aumenta el contagio de la COVID-19?

Desde el comienzo de la pandemia por el coronavirus son muchas las dudas que han surgido y siguen haciéndolo, sobre su propagación y las vías de contagio. Se ha llegado incluso a hablar sobre si tener barba implica un aumento en el riesgo de contagiarse por este virus. Pero ¿realmente es así?

Barba y contagio por coronavirus

La duda empezó cuando se extendió un bulo que decía que la mascarilla con barba no era efectiva. Según el mismo, el vello facial que atraviesa la mascarilla en caso de llevar la barba muy larga, hace que su filtro pierda efectividad, mientras que todo aquel vello que quede por dentro de ellas no supone ningún problema.

Pero la realidad es que no existe un riesgo mayor en las personas que llevan barba que en aquellas que no la tienen.

Sí que se destaca que profesionales que deban usar mascarillas FFP2 como por ejemplo los sanitarios, tendrían que afeitarse para que la utilización de las mismas sea más eficaz, pero solamente por el hecho de que se encuentran en primerísima línea de contagio por estar en permanente contacto con pacientes enfermos por coronavirus.

Cuidado del pelo facial

Aunque como ya hemos comentado, la barba y el contagio por coronavirus no van de la mano, es importante tener un buen cuidado del pelo facial para evitar, en la medida de lo posible, el contagio.

Para ello es recomendable aumentar ciertas rutinas dentro del cuidado del pelo facial y de higiene como por ejemplo:

Limpiar y recortar la barba de forma correcta y con cierta frecuencia.

– Una vez se lave hay que proceder a secarla perfectamente para evitar que se quede húmeda, situación que puede llegar a atraer al virus.

– Siempre hay que tener en cuenta que lo primordial es el distanciamiento social

– Evitar tocarse esa zona de la barba o cabello, ojos o a la boca.

Es definitiva, no es necesario tener una atención especial con la barba durante la pandemia del COVID-19, pero sí mantener una higiene adecuada y ciertas medidas de distanciamiento y protección para evitar contagio.

Calvicie prematura

Pérdida de cabello en la juventud: ¿Cómo prevenirla?

La alopecia más común es la androgénica, aquella que se hereda. Un 30% de las personas menores de 30 años en todo el mundo padece este tipo de calvicie prematura.

Pero la genética no es la única causa de alopecia, pues también hay otros factores que pueden influir como son el estrés, el tipo de alimentación y ciertos tipos de enfermedades, entre otros.

Cómo afecta la calvicie prematura a los jóvenes

Durante la juventud es más difícil lidiar con la pérdida del cabello, pues solemos dar mucha importancia al aspecto físico. Por ello, muchos jóvenes ven cómo esto afecta a su autoestima y se llegan a encontrar en estados “cercanos a la depresión”, según el psicólogo Jaume Guinot. Lo mejor es intentar asumir las consecuencias de alopecia y aceptar esa nueva realidad con optimismo.

Consejos para el cuidado de cabello

Además de mantener una actitud positiva ante la calvicie prematura, también es importante un cuidado de cabello adecuado durante las primeras fases de la alopecia.

La señal para saber cuándo ir al médico es “notar el pelo fino».

El especialista será el encargado de decir qué proceso seguir en cada caso. Pero lo cierto es que hay una serie de consejos sobre cuidado de cabello que son beneficiosos para todos los tipos de alopecia y que ayudan a prevenir su aparición:

Buena higiene

Hay una falsa creencia de que lavar el pelo con frecuencia lo debilitará y hará que se caiga. Lo cierto es que se debe mantener su higiene para no acumular sebo, ya que el cabello con grasa se ahoga. Además, no hay que usar champús demasiado agresivos, agua muy caliente ni secadores a altas temperaturas.

Pequeños trucos

Es preferible usar peine a cepillo. Se recomienda limitar los sombreros o gorros, para que el pelo tenga una mejor oxigenación. Evitar los tintes o tratamientos agresivos, así como las planchas de pelo o los recogidos demasiado tirantes.

Vida sana

Nada funciona mejor que seguir una dieta variada y equilibrada, con una buena hidratación. De esta forma, se impide cualquier deficiencia nutricional que pudiera perjudicar a la salud capilar del paciente.

La prevención es clave en el tratamiento. Estos consejos y el acompañamiento profesional adecuado te ayudarán a conseguirlo.

Mitos y caída de cabello

Los principales mitos sobre pérdida de cabello

Cuando observamos que estamos perdiendo cabello, rápidamente pensamos en esas historias que hemos escuchado, y nos preguntamos “¿serán reales?”. Y es que los mitos en torno a la caída de cabello han provocado siempre una desinformación que ha llevado a confiar en bulos sin base científica alguna.

A continuación, se repasan los mitos más populares sobre las causas pérdida de cabello y se confirma si son ciertos o no.

¿Cuáles son los mitos más repetidos sobre la caída del cabello?

Al hablar de mitos y caída de cabello es habitual encontrarse con información de lo más curiosa, pero que muchas veces resulta ser errónea, por eso es importante analizar la información con detenimiento y visitar las fuentes correctas.

En los siguientes apartados se presentan los mitos más comentados.

Lavarse la cabeza a menudo provoca alopecia

Este es un mito. Se piensa que es mejor lavarse el pelo de forma ocasional, pero hacerlo a menudo es la mejor manera de mantener limpio también el cuero cabelludo y de proteger la salud capilar.

El cabello que se encuentre en la fase telógena (etapa donde el folículo descansa y el pelo se desprende) se caerá de igual forma.

La importancia del lavado recae en los productos que se utilizan para realizarlo, que estos sean los adecuados, es decir productos como shampoo neutro.

Cortarse el pelo de forma regular evita la caída

Ni la evita, ni la previene. El corte no tiene influencia alguna en la salud capilar, solo ofrece un efecto óptico de mayor volumen, pero nada más.

La caída del cabello va a depender principalmente del folículo piloso y no del estado del cabello. Por lo que naturalmente, al cortar las partes dañadas el cabello se sentirá más fuerte, pero no evitará su caída.

Llevar gorra, sombrero o casco acelera la caída del cabello

Falso. Aunque al quitarte tu gorra, sombrero o casco hayas encontrado algunos pelos, no te preocupes, no estás acelerando el momento.

Los folículos pilosos dependen del oxígeno en la sangre, pero no del que hay en el ambiente. La salud capilar depende del estado de salud general y no de llevar, o no llevar, la cabeza cubierta.

Ahora ya puedes llevar tu gorra con más tranquilidad.

Teñirse el pelo, usar gomina o planchas provoca alopecia

Estas alternativas provocan una alteración en el cabello, pero no el folículo interno (al que no llegan).

El tinte de cabello puede maltratar y dañar la calidad del mismo pero no necesariamente debe causar la caída del pelo, ya que no afecta al cuero cabelludo. De igual forma, el uso de gominas puede debilitar el cabello, pues causa el cierre de la abertura del folículo. En cuanto al planchado, si se realiza en bajas temperaturas, no afectará el cabello.

Es posible usar todo lo anterior siempre que se tenga el cuidado necesario.

Así, la mayoría de mitos y caída de cabello son falsos y provocan, curiosamente, el aumento de las posibilidades de padecer alopecia por confiar en una información no contrastada o en remedios de nula efectividad. Te recomendamos que, antes de confiar en estos mitos, visites a un especialista que te pueda asesorar de manera correcta.

Enfermedades y caída de cabello

Enfermedades que pueden causar caída del cabello

La edad no es la única causa de la pérdida del cabello, esta condición puede ser una consecuencia de diferentes enfermedades presentes en nuestro organismo.

Dependiendo del problema, la caída del cabello podría ser temporal o permanente, entre sus síntomas están: disminución en el grosor del cabello, zonas de calvicie en el cuero cabelludo, enrojecimiento, descamación y secreciones.

Si hay aparición gradual o repentina de cualquiera de estos síntomas lo mejor será acudir a un especialista que estudie el caso y asigne los tratamientos caída de cabello. A continuación, expondremos una lista de las enfermedades que pueden causar alopecia.

Enfermedades y caída de cabello

Las enfermedades causantes de la caída de cabello se presentan con bastante frecuencia, por lo que es importante estar al tanto de sus causas y tomar acción, en cuanto a tratamientos disponibles, en el momento adecuado.

Cuando se trata de enfermedades y caída de cabello las razones más comunes son:

Diabetes Mellitus I y II

Esta enfermedad se caracteriza por altos niveles de azúcar en la sangre que interfieren en el proceso circulatorio. Los capilares no suministran la hemoglobina necesaria a los folículos pilosos (células de la piel, con forma de tubo, a través de la que crece el pelo), por lo que el cabello pierde volumen y se cae. A parte, las personas que padecen diabetes son más propensas a sufrir de infecciones bacterianas que afectan de igual forma a los folículos pilosos.

Tiña

Es una infección fúngica contagiosa, causada por dos tipos de hongos, Microsporum y Trichophyton. Por lo general, se presenta descamación del cuero cabelludo, inflamación, dolor, escozor y un cambio de color en la epidermis. Todos estos signos debilitan las hebras del cabello, facilitando su desprendimiento.

Alopecia Areata

Puede afectar puntos específicos de la cabeza, cejas, pestañas o vello facial, esta condición ocasiona una acumulación de linfocitos (glóbulos blancos) en el folículo piloso que paraliza el desarrollo del pelo y provoca su caída formando pequeños círculos. A diferencia de otras enfermedades capilares, la alopecia areata no provoca alteraciones cutáneas.

Hipotiroidismo

Las hormonas tiroideas se encargan de estimular los folículos pilosos, equilibrando el funcionamiento de las glándulas sebáceas y favoreciendo la vitalidad de los cabellos. Las alteraciones en la tiroides pueden disminuir la producción de hormonas, causando una caída difusa del cabello gracias a la merma de queratina y otros nutrientes necesarios para su mantenimiento.

Tratamientos caída de cabello

Las enfermedades y caída de cabello requieren tratamientos diferentes dependiendo de su causa. Si presentas algún signo de pérdida severa del cabello, lo ideal es asistir a un profesional que te indique los procedimientos y tratamientos caída de cabello apropiados para tu caso. En Villodres estamos dispuestos a dar una atención personalizada en la búsqueda de soluciones para la alopecia y otras enfermedades capilares.

medicamentos caída cabello

Medicamentos que causan caída del cabello

En anteriores artículos ya hemos hablado de que, además de los factores genéticos, existen varios tipos de alopecia y diferentes causas que fomentan la caída del cabello. Una de ellas es el consumo de ciertos fármacos que a modo de efecto secundario afectan al folículo piloso (raíz) durante su etapa de crecimiento y, en consecuencia, originan una de las más frecuentes causas de calvicie.

Cómo afectan los medicamentos al ciclo natural del cabello

Algunos fármacos interfieren en el ciclo del cabello provocando su caída ya que producen como efecto secundario una agresión a las células de los folículos en la fase vital del pelo (la fase de crecimiento) y propicia prematuramente la fase de reposo.

Para entenderlo tenemos que explicar que cada folículo piloso pasa por tres fases diferentes:

1ª fase: El folículo piloso crece activamente, dependiendo de la genética, esta fase puede durar entre dos y seis años.
2ª fase: El folículo piloso deja de crecer al alejarse del riego sanguíneo.
3ª fase: Es lo que se conoce como la fase de reposo y tiene una duración de uno a cuatro meses. durante este tiempo el cabello está completamente inactivo y comienza a caerse.

La alopecia ocasionada por la toma de medicamentos suele presentarse a los dos o tres meses del inicio de un tratamiento médico. En la mayoría de los casos, la afección de medicamentos y caída del cabello es reversible y se soluciona al identificar e interrumpir el medicamento que lo origina. Debido al desfase que el fármaco produce en el ciclo natural del pelo, pueden ser necesarios varios meses para que el cabello vuelva a recuperar su estado anterior.

Relación existente entre medicamentos y caída del cabello

Aunque no existe ningún tipo de prueba que pueda indicar qué tipos de medicamentos son los causantes de la caída del cabello, es posible identificar qué fármacos lo producen. La única forma de comprobar que el consumo de medicamentos y caída del cabello están relacionadas es basándose en el momento en que se comenzó a tomar el fármaco y cuando comenzó la caída del cabello. No obstante, siempre es conveniente descartar otras posibles causas de la calvicie con un profesional clínico.

¿Qué tipos de medicamentos pueden causar calvicie?

A continuación os mostramos los principales grupos de medicamentos que están asociados a la caída temporal del cabello:

– Antibióticos
– Hipocolesterolemiantes
– Antidepresivos
– Para el corazón y la hipertensión
– Para la infección por hongos
– Medicamentos hormonales
– Inmunosupresores
– Para la inflamación y/o el dolor
– Para infecciones virales
– Anticancerosos y citostáticos.