¿Cómo afecta la menopausia al cabello?

como afecta la menopausia al cabello

La menopausia es uno de los mayores cambios hormonales que siente una mujer a lo largo de su vida. La testosterona y los estrógenos se revolucionan y pueden derivar en caída del cabello y caída, o aumento, del vello facial y corporal. Se ha convertido en uno de los problemas que más preocupan a la mayoría de mujeres que sufren la menopausia.

Aunque estos cambios son reales, debemos tener en cuenta que a diferencia de los hombres, las mujeres rara vez presentan una caída severa del cabello llegando a quedarse completamente calvas. En ellas la alopecia suele notarse principalmente en la zona de las sienes y en una disminución de la cantidad de pelo en la parte alta de la cabeza.

¿Cómo puedo combatir la caída del cabello durante la menopausia?

Durante la menopausia las mujeres sufren daños en el cabello debido a que éste se debilita y se quiebra. Las mujeres que menos notan estos síntomas son las que realizan deporte con regularidad, tienen una buena alimentación, etc. Todos los buenos hábitos ayudan a una condición física saludable, aunque un tratamiento adecuado es lo que más conseguirá ayudarnos a contrarrestar los efectos negativos de la menopausia. Métodos personalizados para combatir la alopecia y otros tratamientos específicos para otras partes faciales y visibles como las cejas, ya que también suelen perder su espesor.

El combatir estos síntomas en una clínica capilar va mucho más allá de buscar una solución estética. El problema de salud no es sólo capilar sino que afecta en gran medida a la estabilidad emocional de las mujeres que están sufriendo estos cambios.

Está demostrado que, aunque las hormonas son bastante responsables, no son las únicas culpables de la caída del cabello. El estrés y la ansiedad influyen de manera muy directa y negativa en los cambios bruscos que están sufriendo en su cuerpo.

En nuestra clínica contamos con las técnicas más avanzadas para los tratamientos en el cabello. Solo un especialista podrá diagnosticar la causa, realizar un tratamiento, o recetar un producto eficaz, ya que cada mujer necesita combatir su salud capilar con un tratamiento personalizado e idóneo para ella.

 

Transplante capilar

Transplante capilar

Vivimos  años de grandes cambios en el trasplante de pelo con un aumento espectacular de pacientes operados en todo el mundo. El gran salto cuantitativo se ha producido con la implantación masiva de la técnica FUE.

En Julio 2017 en Villodres Trasplante Capilar hicimos  26 operaciones de FUE por ninguna de Tira. Agosto 2017 3 Tiras 8 FUE (vacaciones 15 días…)

Junto a este incremento del numero de operaciones asistimos a un mayor intrusismo en cirugía capilar llegando a la necesidad de una campaña de la ISHRS : “Stand Proud Be Loud “ para defender que sea el médico el que haga las partes sensibles de la operación. Hace ya dos años presentamos la imagen de intervenciones en Irán con 10 enfermeras operando 10 pacientes simultáneamente en una sala con una lupa de esteticien, al por mayor… En Turquía es normal que un medico controle de 4 a 6 quirófanos operando simultáneamente.

Nosotros tenemos un equipo auxiliar que limpia los restos de epidermis de las unidades foliculares al microscopio estereoscópico y ayuda en la colocación tras las incisiones.

Haremos un breve repaso de las zonas operables, cabello , cejas , barba, pecho…Y las zonas donantes….

Insistimos en el uso combinado y deseable de finasteride  y dutasteride oral e infiltración para prevenir la perdida o incluso mejorar la densidad de cabello adyacente a la zona de trasplante.

 

Cómo evitar la caída del cabello

cómo evitar la caída del cabello

La caída del cabello es uno de los problemas que más preocupa tanto a hombres como a mujeres en la actualidad y, en muchas ocasiones, acaba siendo motivo de consulta médica. Aunque no se trata por lo general de problemas que comprometan la vida del paciente, hay patologías que pueden alterar en gran medida su calidad de vida por lo que es importante la prevención.

La caída del cabello es uno de los problemas dermatológicos más habituales en las consultas de dermatología; un problema que aunque aparentemente no compromete la vida del paciente sí que puede llegar a afectar enormemente su calidad de vida. Existen más de cien causas que pueden desencadenar esa pérdida de cabello. Sergio Vañó, dermatólogo experto en tricología en el Centro de Dermatología Pedro Jaén http://grupopedrojaen.com/, señala que dado que puede deberse a múltiples causas, desde “hormonales, alimentarias, inmunológicas, a incluso enfermedades internas o a la toma de algunos fármacos”, es fundamental poder conocer bien qué le ocurre al paciente para poder seleccionar el mejor tratamiento. Señala el experto que “hay algunas causas que no requieren tratamiento, ya que el pelo se pierde y luego se vuelve a recuperar sin necesidad de hacer nada, como, por ejemplo, la caída de pelo que se produce en otoño o primavera. Y luego hay otras causas como las derivadas del estrés, de la alimentación o de desajustes hormonales que si no reciben tratamiento, poco a poco irán empeorando a lo largo de la vida”.

Añade Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral www.ideidermatologia.com, que “otro de los motivos más habituales de la caída del cabello, tanto en hombres como en mujeres, es la alopecia androgenética”, es decir cuando la pérdida anormal del pelo se debe a una predisposición hereditaria. Esta patología, según datos del dermatólogo, “afecta aproximadamente a un 75% de los hombres (en algunos casos empezando incluso en la veintena) y a casi un 50% de las mujeres”.

En cuanto a qué cantidad de pelo es normal que se caiga y qué cantidad no lo es, el experto en tricología Sergio Vañó, aconseja que si una persona pierde pelo en la ducha o al peinarse, por ejemplo, pero luego al mirarse el cuero cabelludo no tiene zonas en las que le claree y mantiene la densidad “no debería en principio preocuparse”. Y es que, un adulto tiene en su cabeza más de cien mil pelos en constante nacimiento y caída en lo que se conoce como ciclo piloso. Como parte de ese ciclo, una persona puede perder entre 60 y 100 cabellos sin que pueda considerarse esto como algo anormal. El problema, según apunta el experto, viene “cuando además de la pérdida de pelo hay zonas que clarean”, ya que suele ser un síntoma de que “algo está ocurriendo en la raíz del pelo, que es la fábrica y hay que hacer algún tratamiento para solucionarlo”. Se trataría entonces de un problema médico y el especialista idóneo es el dermatólogo con especialidad en tricología, que es la ciencia específica que se encarga de dar respuesta a las patologías del cuero cabelludo.

Frenar la caída del cabello

Como dicen las abuelas, prevenir es siempre mejor que curar por lo que si queremos conseguir un pelo más sano, y evitar su deterioro y posible pérdida posterior, en general debemos cuidar nuestra salud general ya que, según nos explica Emilio Villodres, fundador del Grupo Español de Tricología de la Academia Española de Dermatología https://aedv.es/institucional/grupos-de-trabajo/tricologia/quienes-somos/ y director médico de Villodres Trasplante Capilar http://www.villodres.org/, “todo aquello que dañe nuestra salud física o psíquica producirá irremediablemente un deterioro en nuestro cabello, ya sea con menos volumen o con caída”.

Para Sergio Vañó la posibilidad de prevención pasa por la causa: “Si la caída de pelo viene dada por el defluvio telógeno, o pérdida de pelo temporal, no hay ningún tratamiento que sea efectivo para frenar esa caída de pelo porque se trata de un proceso fisiológico. En el caso de la pérdida estacional, igual que los mamíferos renuevan el pelaje antes del invierno, el ser humano también renueva su cabello, por lo que no hay nada que ayude a frenarla más allá de esperar esos dos o tres meses que es lo que suele durar”. Sin embargo, el dermatólogo experto en tricología, incide en que otra cosa es que el paciente tenga algún problema de alopecia, como pueden ser las derivadas por causas hormonales, “para lo que el paciente sí puede encontrar productos tópicos y externos como el minoxidil o el aminexil que pueden ayudar a engrosar el pelo, mejorar su calidad, y a frenar la densidad capilar”.

Por su parte, para Miguel Sánchez Viera, la mejor “arma preventiva” contra la caída del cabello es “acudir a un especialista en el momento en el que detectemos que se nos cae más cabello de lo normal y sospechemos que puede haber un problema detrás”. Tras un estudio tricológico y analítico se pueden conocer las causas exactas de porqué se está produciendo la caída del cabello, tras lo cual se podrá analizar, junto al especialista, cuál de los diferentes tratamientos médicos existentes es más adecuado para cada caso. “Existen tratamientos no invasivos muy útiles como la electroporación, el láser de baja intensidad o la aplicación de lociones, champús y mascarillas formulados para el problema específico, que ayudarán a prevenir la caída capilar”, concluye Sánchez.

 

Cómo escoger una mascarilla para el cabello

escoger mascarilla capilarUno de los elementos que definen mejor nuestra imagen, es nuestro cabello. Existen en el mercado un enorme surtido de champús, acondicionadores, cremas y mascarillas para mejorar, cambiar o reparar nuestro cabello.

Y es que, hay que saber elegir entre todas las variantes de productos de cosmética que nos ofrecen para el cabello ya que es una parte de nuestro cuerpo que se expone a las agresiones del día a día.

Debemos tener en cuenta varias cosas antes de elegir nuestra mascarilla.

Primero de todo, nuestro tipo de cabello. El tipo de cabello, es quizás el aspecto más importante a la hora de escoger la mascarilla, porque no podemos usar una mascarilla destinada a un pelo rizado en un pelo liso o viceversa.

Las mascarillas para pelo rizado tienen un efecto más pronunciado ya que necesitan más energía para dominar nuestro pelo y las de pelo liso, por el contrario tienen un efecto más suave sobre el cuero cabelludo debido a que lidian con pelos menos rebeldes.

Otro aspecto importante de la elección de mascarilla es si nuestro pelo lleva algún colorante artificial, ya que hay algunas mascarillas que llevan compuestos que podrían dañar nuestro color.

Hay que tener en cuenta también nuestro nivel de sequedad capilar y si necesitamos una mascarilla altamente hidratante o más bien neutra porque tenemos tendencia al pelo graso, o si queremos reparar nuestro cabello después de alguna agresión externa elegiremos una mascarilla con compuestos muy hidratantes.

Las mascarillas hidratantes actúan de manera más profunda en la raíz del cabello, saneando nuestro cuero cabelludo desde su nacimiento hasta las puntas, que también sufren muchos daños al ser el extremo final del pelo.

Las mascarillas neutras, tienen compuestos orientados a respetar las cualidades originales del cabello, minimizando el efecto negativo sobre la grasa capilar o la caspa.

También es importante el tiempo de actuación que necesita cada producto, habiendo algunas que actúan en minutos y otras que necesitan más tiempo de absorción.

Por último, otra opción son las diversas mascarillas enfocadas a cuidar de manera natural nuestro pelo, con componentes respetuosos y poco agresivos.

Cómo afecta la Tiroides al cabello

como afecta la tiroides al cabello

Conocer nuestro cuerpo es un aspecto fundamental para saber cómo cuidarlo. En estas líneas hablaré de la relación que hay entre el cabello y la tiroides, pero antes de profundizar en el tema, lo más lógico es saber primero: que es y que hace la glándula tiroides. Este órgano en forma de mariposa se encuentra en la parte inferior del cuello. Sus funciones son muy variadas, pero una de las principales es encargarse de la producción de las hormonas T3 y T4 que regulan el crecimiento, el desarrollo y el metabolismo.

Al ser la glandula tiroides tan importante es relevante acotar que hay dos trastornos muy graves que la afectan. Estos son los conocidos como hipotiroidismo e hipertiroidismo. Las consecuencias negativas que provocan en el cuerpo son muchas, pero más adelante hablaremos de las mismas con mayor detalle.

¿Cómo afectan los trastornos de la tiroides al cabello?

Las hormonas que produce la tiroides tienen su buen impacto en el cabello, ya que estas son fundamentales en la estimulación de los folículos pilosos, la regulación de los ciclos capilares, ayudan en la producción de sebo, mantienen en equilibrio la actividad de las glándulas sebáceas y le dan vigor al cabello.

Se ha demostrado que tanto la pérdida de cabello como la alopecia están asociadas a trastornos de la glándula tiroides, como los son: el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.

El hipertiroidismo se define como una producción excesiva de las hormonas tiroideas. Durante este trastorno se provoca una aceleración de los ciclos capilares que hacen al pelo nacer y caerse más rápido de lo habitual, degenerando en casos moderados y extremos de caída del cabello.

Por su parte el hipotiroidismo es la producción insuficiente de hormonas tiroideas. Este trastorno produce un retraso de la fase anágena y una aceleración de la fase telógena; esto tiene como consecuencia una mayor fragilidad de la queratina y un aspecto más seco y áspero del pelo. Por esto, los problemas vinculados a la caída del cabello y la alopecia son muy frecuentes.

Cuando se sufre uno de estos dos males, puede existir la posibilidad de que la persona también experimente cambios en la estructura del cabello, inclusive si no se le cae. Por lo general, el mismo se encuentra tan frágil y quebradizo que se pueden perder grandes cantidades de mechones y terminar en casos severos de alopecia. Para muchas personas que no son constantes con el control de su salud esta situación podría asustarlas y alterarlas mucho. En caso de que presentes alguno de los problemas con tu cabello, aquí comentados, la recomendación es que visites a un experto.

 

Cuida tu cabello con aceites naturales

cuidar el cabello con aceites naturales

Toda mujer de cualquier edad sueña con lucir cabellos brillantes y sedosos, sin embargo, la realidad es otra lucen cabellos resecos, quebradizos, apagados sin brillo, por falta de hidratación y humectación. Continúa leyendo para saber cómo tener un cabello envidiable.

Nutrición capilar segura con aceites naturales.

Cuando el cabello presenta un aspecto seco, puntas partidas, maltratado, sin vida, es una reacción natural al maltrato dado durante mucho tiempo, entre los que se cuenta; la decoloración, los tintes, cuando lo planchas o lo secas, no te alimentas bien, el estrés, entre otros. Sin embargo, se puede regenerar y volver a tener un cabello abundante y mucha vitalidad, de forma sencilla y económica, con los aceites obtenidos de la naturaleza, sin ningún tratamiento químico.

Los aceites naturales son sustancias con gran contenido de vitaminas que nutren e hidratan al cabello devolviendo la vitalidad y suavidad deseada con fragancia natural, dejando el cabello brillante y con nueva energía, además, lo protege del abuso de los productos químicos y de la contaminación ambiental.

¿Por qué es necesario el cuidado capilar?

El cuidado capilar es básico para tener cabellos saludables, que sería la mejor carta de presentación, es necesario estimular con los diferentes aceites (dependiendo del nivel de maltrato que tenga el cabello) el cuero cabelludo para obtener el máximo beneficio en la irrigación sanguínea, nivelando la secreción de las glándulas sebáceas, además, de activar el crecimiento, fortalecer los folículos pilosos, actuar contra la resequedad y regenerar las células muertas.

Por lo tanto, es necesario cuidar al cuero cabelludo y al cabello, para nutrirlos con las vitaminas necesarias para controlar diferentes problemas entre ellos la caspa y el frizz, además, de evitar la pérdida prematura del cabello y evitar la desnutrición del mismo.

¿Cómo y cuándo usar los aceites naturales?

Tener cabellos sanos y con brillo brinda una sensación placentera, al sentir que nuestro cabello es centro de atención por el volumen y brillo que presenta, sin embargo, es necesario saber cómo y cuándo usar los aceites para asegurarnos de tener el cabello saludable.

En el mercado existen gran variedad de aceites esenciales para el cuidado capilar de acuerdo a la necesidad del cabello y del cuero cabelludo. Se puede aplicar; antes o después del lavado, antes del cepillado, en las noches y cuando se tiene más tiempo se utiliza como una mascarilla, no importa cómo y cuándo se use los resultados siempre serán óptimos.

 

Dudas frecuentes sobre el transplante capilar

dudas frecuentes sobre el transplante capilar

Son muchas las personas que, padeciendo alopecia u otras patologías similares que implican una importante pérdida de cabello, se plantean como solución llevar a cabo un transplante capilar. Es esta una intervención quirúrgica a través de la cual son implantados folículos pilosos del propio paciente (áreas donantes) en aquellas zonas que carecen de ellos (áreas receptoras). Sin embargo, son también muchas las preguntas y dudas que lleva aparejada dicha decisión. Entre las más frecuentes estarían las siguientes:

  1. ¿La intervención es dolorosa?. La respuesta es no. Las actuales técnicas de transplante o injerto capilar se llevan a cabo con un instrumental muy avanzado que hace que sean prácticamente indoloras.
  2. Duración. Cada sesión de transplante capilar no suele ir más allá de cinco horas, en tanto que el número de sesiones vendrá determinado por la extensión de la zona que se desee repoblar y la densidad de cabello que quiera conseguirse.
  3. Porcentaje de éxito. Un injerto capilar bien realizado suele resultar exitoso en más de un 95% de los pacientes de alopecia androgenética y cicatricial.
  4. Preparación previa. Antes del transplante capilar es muy recomendable masajear los días previos tanto la zona receptora como la donante, pues de ese modo el cuero cabelludo ganará en elasticidad. También es importante que el día antes del transplante capilar se evite toda ingesta de alcohol.
  5. ¿Existe un límite de edad para los transplantes capilares? No existe un límite de edad para este tipo de intervenciones, siempre que el paciente disponga de una zona donante adecuada.
  6. ¿Se puede hacer una vida normal en los días posteriores a la intervención? Por supuesto que se puede hacer una vida enteramente normal. Sólo hay que tener cuidado en evitar los roces con la zona injertada y una exposición directa a la luz solar.
  7. ¿Cuándo empiezan los resultados a ser visibles? Normalmente, el crecimiento del cabello empieza a notarse a partir del cuarto mes desde la intervención, siendo por regla general perfectamente visibles los resultados a los nueve meses.
  8. ¿Se pierde el pelo transplantado? En principio se trata de un pelo definitivo y, por tanto, no tiene por qué perderse. Ahora bien, este pelo también está sujeto al proceso natural de envejecimiento, por lo que es posible que una parte termine perdiéndose por dicha causa, aunque con una dinámica de caída bastante inferior al resto del cabello.
  9. ¿Hay riesgo de rechazo? No existe tal posibilidad, ya que el pelo injertado se obtiene del propio paciente, siendo por tanto genéticamente compatible.

 

Cómo afecta a nuestro cabello el uso de secadores y planchas de pelo

como afecta el uso de secadores y planchas en el cabello

La búsqueda de una imagen atractiva lleva a prácticas que pueden afectar negativamente a la salud. Esto se nota especialmente en el cabello, sobre todo femenino. La melena y el corte son parte del atuendo y la imagen. Por eso está más expuesto a los cambios: alisado, decolorado, teñido, ondulado… Para que el pelo no se resienta es necesaria una serie de cuidados que lo nutran, hidraten y fortalezcan. Sobre todo, cuando entran en acción los secadores y las planchas de pelo.

Su acción reseca el cabello y el cuero cabelludo, llevando a subsiguientes problemas como caída del cabello, puntas abiertas, caspa, pelo quebradizo y falto de brillo, sobreproducción de sebo y similares. El sobrecalentamiento es la causa. Y responde a malas prácticas, como utilizar temperaturas altas (superiores a 180º), mantener demasiado tiempo el aparato calentador sobre la misma superficie de pelo, no tener la melena bien seca a la hora del peinado, no usar protectores térmicos o serum sobre el cabello, y no buscar su salud cotidianamente.

Cuidado del cabello día a día

En el día a día debemos buscar una correcta nutrición, hidratación y limpieza capilar. Es el cuidado del cabello de primer orden. Luego vienen los tratamientos con acondicionadores, mascarillas y preparados que cuidan el cuero cabelludo y flexibilizan el pelo. Si tenemos este campo cubierto ya hemos dado un primer paso de gigante.

Respecto al uso de secadores y planchas, los cuidados deben extremarse. Invertir en buenos aparatos es pensar en el futuro. Si lo tienen, han de elegirse con selector de temperaturas, sin marcarla superior a 180 ºC. Los pases deben ser continuos, sin mantener el mismo tramo de melena expuesto mucho tiempo. Mejor pasar y repasar varias veces.

Los materiales protectores de porcelana son una buena elección para las planchas de pelo. Y ayudará proteger a este con alguna crema o serum específico. Tras el alisado u ondulado, terminar con chorro de aire frío y aplicar keratina. Siempre hay que trabajar con el pelo ya seco, así que mejor retirar su humedad con toalla y al aire antes de cualquier modelado capilar.

Evitaremos la caída del cabello por el uso de esta maquinaria si lo cuidamos diariamente y no lo forzamos. Las claves son una correcta dieta, abundancia de líquido, limpieza cotidiana, productos naturales para rehidratar y uso de temperaturas adecuadas en secadores y planchas.

 

¿Qué hacer con un pelo seco?

A menudo un pelo excesivamente seco puede acabar derivando en puntas estropeadas, falta de volumen o incluso en casos extremos, pérdida de cabello. Hay determinados tipos de piel que favorecen la sequedad en el pelo, pero teniendo en consideración unos consejos básicos todos podemos evitar tener el pelo seco.

Lo recomendable es utilizar productos lo más naturales posibles, sin parabenos ni sustancias que puedan afectarnos. La mayor parte de las lacas está también contraindicada para el pelo seco, mientras que el uso de mascarillas naturales de vez en cuando puede aportarle un nuevo brillo y aspecto más saludable. Si tienes el cabello largo, puedes tratar de lavar únicamente las puntas y reducir el lavado completo menos veces por semana.

Debemos evitar en la medida de lo posible el uso excesivo del tiempo del secador de pelo, puesto que se puede calentar excesivamente tanto el pelo como el cuero cabelludo y favorecer la aparición del pelo seco. Esto no quiere decir que se deba evitar completamente los secadores, sino simplemente aplicarlos durante un tiempo que no sea excesivo y a poca distancia, puesto que pueden incluso llegar a quemarnos la piel. El pelo debe quedar lo más seco posible una vez lavado tratando de secarlo siempre con una toalla suave, y si se quiere darle un último repaso con el secador con el modo de aire frío para evitar quebrar sus cutículas. Debemos de igual modo evitar frotar fuertemente el cabello con la toalla, tratando de aplicar un suave masaje con ella.

Por supuesto, los tratamientos agresivos como planchas de alisado o rizado, tintes y decoloraciones, o tratamientos con keratina afectan mucho a nuestro cabello así que hay que usarlos con moderación.

Por último, dietas inadecuadas, malas digestiones, excesivo consumo de alcohol o incluso el aire acondicionado pueden afectarnos, así que lo mejor es seguir unas sencillas pautas de salud e higiene capilar para que este problema sea cuestión del pasado.

img_como_tratar_el_cabello_seco_y_danado_526_orig

Hábitos para cuidar tu pelo

caida-cabello-447563

En esta sociedad en la que vivimos donde el físico es evaluado una y otra vez en los diferentes ámbitos de la vida en los que nos movemos ya sea social o laboral, el estado de nuestro cabello dice mucho de nosotros.

Un pelo cuidado es sinónimo de salud, higiene y orden en nuestra vida. Pero mantener el cabello sano requiere de unos hábitos y cuidados que hay que practicar con constancia. Si quieres cuidar tu pelo proponemos una serie de sencillas prácticas que contribuirán a que nuestro cabello luzca sano y brillante.

Lavado: fomentando el uso de productos naturales y evitando los que cuentan con un alto contenido en alcohol. Utilizar el producto indicado para nuestro tipo de cabello y la cantidad adecuada en cada lavado. Es conveniente usar un champú de uso diario para el lavado habitual dejando los productos de tratamiento como los anti caspa o para cabellos grasos, para su uso una o dos veces a la semana. El aclarado ha de ser completo absteniéndose de utilizar agua demasiado fría o caliente.

Cepillado: es uno de los principales hábitos para pelo sano. Cepillarse habitualmente suavemente con el pelo seco ( el pelo mojado es más fácil de romperse) hace que tengamos un cabello oxigenado y desenredado. Pero no hay que excederse con el cepillado ya que, si lo hacemos demasiado, podemos contribuir a la caída prematura del cabello. Hay mantener los peines y cepillos limpios y en perfecto estado para que no dañen el pelo.

No abusar del secador: el aire demasiado cálido puede romper las puntas de nuestro pelo. Una alternativa puede ser envolver suavemente el cabello con una toalla durante cinco minutos.

Evitar el estrés: ya que es una de las principales causas de la caída del cabello y de la aparición de calvas.

Ingesta de vitaminas: comer alimentos ricos en vitamina C y D contribuye a tener un pelo saludable y bonito. Una dieta equilibrada nos ayuda a tener un cuerpo sano, incluido el cabello.

No fumar: la nicotina debilita el cabello propiciando su caída.

Siguiendo estos hábitos para pelo sano conseguirás, de una manera sencilla, cuidar tu pelo y por ende tu imagen ante los demás.