Cómo saber si soy apto para un trasplante capilar

Cómo saber si soy apto para un trasplante capilar

El trasplante capilar es uno de los tratamientos estéticos más demandados actualmente en el mundo. Gracias a las últimas técnicas y avances científicos y tecnológicos, la alopecia se ha convertido en algo que ya no se tiene que sufrir.

Saber si se es apto para un trasplante capilar es una de las preguntas que se hacen muchas personas antes de pedir información sobre el tratamiento adecuado. Os dejamos con algunas pistas que deben ser habladas y consensuadas con el especialista al que se solicite opinión.

¿Soy apto para trasplante capilar?

Lo cierto es que salvo muy contadas excepciones, la inmensa mayoría de personas que deciden someterse a esta microcirugía, son totalmente aptas. A pesar de esto debemos tener en cuenta ciertas consideraciones:

Tipo de alopecia

El tipo de alopecia es probablemente el asunto capital. Se debe tener claro qué origen tiene la alopecia que padece, mediante un diagnóstico previo de un especialista.

Aunque existen múltiples tipos de alopecia. El 20% obedece a orígenes de tipo genético, mientras que el 80% restante obedece a desajustes psicológicos. Mientras esta alopecia siga desarrollándose, no se recomienda someterse al tratamiento capilar, puesto que la caída persiste.

Por otro lado, la alopecia fibrosante que afecta sobre todo a mujeres, con caída pronunciada en frontal y laterales, es de progresión lenta. Por tanto también es conveniente esperar a que cese la caída para someterse a un trasplante capilar exitoso. Recordemos que todo debe quedar a valoración del especialista.

Edad

Normalmente no se somete a personas de menos de 20 años a un trasplante capilar por motivos que pueden resultar obvios. Para ello existen otros consejos para prevenir la caída del cabello en la juventud.

Hasta esta edad, más o menos y siempre en función de la persona, generalmente el pelo se seguirá cayendo. Por tanto es conveniente esperar a que la caída se estabilice para poder realizar la microcirugía con mayores posibilidades de éxito.

Calidad del pelo y la zona donante

Para estas intervenciones, como norma general, se suele extraer pelo de la parte trasera de la cabeza, por encima de la nuca. Esta zona es una de las que más resisten a la caída y cuentan con una densidad capilar suficiente. Si esa zona no estuviera densamente poblada se podrían sopesar otras opciones a consultar con el especialista.

La zona donante del trasplante capilar debe ser de buena calidad, ya que determina en muchas ocasiones la obtención de resultados óptimos.

Enfermedades cutáneas

Algunas enfermedades cutáneas, especialmente las que afectan al cuero cabelludo, podrían suponer un problema en la zona donante del trasplante capilar, por tanto debería detectarse qué tipo de enfermedad cutánea tiene el paciente y cómo se debe proceder para establecer si es apto o no para el trasplante.