¿Puede haber rechazo al injerto capilar?

¿Puede haber rechazo al injerto capilar?

Las técnicas y los métodos empleados en la operación de implante capilar han avanzado tanto que hoy en día prácticamente es imposible hablar del rechazo del injerto capilar. Te contamos cuáles son las circunstancias que garantizan el éxito en estas operaciones.

¿Por qué se garantiza el éxito en la operación implante capilar?

Es un hecho para los especialistas en implantes de cabello que el rechazo del injerto capilar hoy en día es nulo. La principal razón es que es un trasplante autólogo, ya que el trasplantado es el mismo donante de las unidades foliculares.

La técnica se ha depurado muchísimo, por lo que la experiencia y habilidad del especialista pueden marcar una gran diferencia en los resultados, sobre todo en lo que respecta en la evaluación integral del paciente y el control de todos los parámetros que garanticen el éxito de la operación, pero que nunca estarán asociados al rechazo del injerto. De hecho se ha realizado un seguimiento exhaustivo de las diferentes técnicas (FUE y FUSS) validando la ausencia de rechazo de los injertos.

No olvidemos que el trasplante capilar es una herramienta más del tratamiento contra la alopecia y que además de la intervención quirúrgica, la evaluación acertada del paciente y el tratamiento médico, representan factores determinantes del éxito.

Factores cruciales en la evaluación/selección del paciente

● Verificar la presencia de una zona donante con alta densidad de cabello y pelo grueso.
● Confirmar que los procesos de alopecia se encuentran estabilizados.
● Validar la presencia de zonas de alopecia no muy extensas.
● Realizar un tratamiento adecuado del paciente trasplantado, buscando mejorar el resto de las áreas no trasplantadas.

Los mayores riesgos en el éxito del implante capilar

Realmente son raras las complicaciones que pueden presentarse en este tipo de intervenciones. En la mayoría de los casos pueden estar asociadas a pequeñas infecciones en torno a los folículos de la nueva implantación. Además, el no cumplimento de las pautas pre-operatorias y postoperatorias representan los mayores riesgos asociados al éxito en la operación de implante capilar.
Sobre todo en los primeros días después de la operación deberá:

● Seguir las recomendaciones posturales, evitando bajar la cabeza.
Evitar esfuerzos, así como ejercicios intensos y exposición al sol.
Dormir boca arriba, respetando las indicaciones médicas y empleando un soporte de cuello.
● Mantener las indicaciones de higiene, sobre todo lo relacionado al lavado del área injertada.