Recuperación del cabello después de la quimioterapia

Recuperación del cabello después de la quimioterapia

Cuando a una persona le diagnostican cáncer y debe someterse a quimioterapia, es muy probable que uno de los efectos secundarios sea la caída del cabello. Esto puede afectar tanto a hombres como a mujeres.

Hay muchos mitos de que existen tratamientos para prevenir la caída de cabello a causa de la quimioterapia, pero a día de hoy, no existe ningún tipo de tratamiento para ello. Si que es verdad, que se ha intentado buscar soluciones como: un gorro de enfriamiento del cuero cabelludo o minoxidil y la conclusión ha sido que ninguno de ellos ha podido impedir la caída de cabello ni durante ni después del tratamiento (quimioterapia).

¿Por qué someterse a quimioterapia tiene este efecto en nuestro cuerpo?

La quimioterapia hace que se produzca la caída del cabello debido a los medicamentos que se utilizan.
Estos medicamentos son tan fuertes, que aparte de atacar a las células cancerígenas de crecimiento rápido, también atacan a otras células de nuestro cuerpo de crecimiento rápido, como las células de las raíces del cabello.

Pero la utilización de estos medicamentos, también hace que se produzca la caída del cabello de otras partes del cuerpo. Como por ejemplo el cabello de las axilas, de las pestañas, de las cejas, o el vello púbico. Es importante recalcar que dependiendo del tipo de medicamento y las dosis, hará que el cabello se miniaturice o se caiga por completo.

¿Cuánto tiempo debo esperar para que me vuelva a crecer el cabello?

En muchas ocasiones, pueden pasar algunas semanas para que el cabello vuelva a crecer y se recupere del tratamiento tan agresivo al que se le ha expuesto.

Una vez ya el cabello vuelve a crecer, al principio es habitual que sea diferente del que anteriormente teníamos. La textura puede ser diferente y el color puede cambiar. Podemos encontrarnos que tenemos el cabello más rizado o verlo con un tono grisáceo, ya que las células que se encargan de la pigmentación del cabello, aún no están del todo recuperadas.

Pero, no todo son malas noticias, al cabo de 3 a 6 meses de la finalización del tratamiento, el cabello vuelve a crecer y vuelve a su estado original.

En definitiva, cuando una persona se somete a realizar quimioterapia, es un momento muy duro, tanto para el paciente como para la familia. A esto hay que sumarle que hay efectos secundarios, como la caída del cabello, y puede ser un hándicap para muchas personas. Pero como hemos comentado anteriormente, al cabo de un tiempo, el cabello vuelve a crecer.