Archivos mensuales: mayo 2022

Por qué se produce la caspa

¿Por qué se produce la caspa?

Para familiarizarnos con este problema relacionado con el cuero cabelludo, la caspa es un síntoma de la descamación que hace provocar pequeños restos de piel seca de color blanquecino se desprendan. En consecuencia a eso, suelen quedar trozos dispersos entre los cabellos o caer sobre los hombros o la ropa.

Este tipo de partes blanquecinas son escamas visibles, este problema capilar puede causar inquietud o vergüenza a quien la padece, a pesar de que es un síntoma muy común. Se suele controlar con el mero uso de champús especiales para la caspa, aunque a veces suele ser difícil de tratar, según el tipo de caspa que tenga el usuario, puede estar acompañada de cierto picor y aspecto aceitoso del piel, pero sin signos clínicos de inflamación en el cuero cabelludo, algo que es más característico de la dermatitis seborreica.

¿Cuándo se producen estos problemas capilares?

La caspa como tal, suele manifestarse tras la pubertad, porque durante este periodo las concentraciones de hormonas son mayores, a consecuencia de ello el organismo produce más grasa. Por ese motivo, es extraño que la caspa esté presente en niños y ancianos, aunque sí es frecuente en la edad adulta. Si hablamos de género, este problema capilar, suele ser más común en los hombres que en las mujeres.

Respecto a porqué se produce la caspa, no se conoce la verdadera causa de la aparición de la caspa, aunque sí se han observado algunos mecanismos que pueden actuar como desencadenantes y que mencionamos a continuación.

Normalmente, la epidermis del cuero cabelludo se renueva como otras partes de nuestro cuerpo. Sin embargo, este proceso puede acelerarse en algunas personas y puede aparecer la caspa.
No está claro qué es lo que hace que la caspa empeore en determinados momentos del año, por ejemplo, cuando uno se siente estresado o en la época más fría del año. Sin embargo, parece que mejora en verano.

Otro desencadenante con mucha relevancia ,puede estar relacionado con la sensibilidad a los productos para el cuidado del cabello (dermatitis de contacto) y otros problemas como la psoriasis y el eczema de la piel, apareciendo como un síntoma de otras enfermedades subyacentes.

¿Cómo prevenir la caspa?

Hoy en día, hay muchos tratamientos que pueden prevenir y combatir eficazmente la caspa. El primer paso es lavarse el pelo con un champú que evite la grasa y la acumulación de células muertas en el cuero cabelludo. Puede ser necesario probar diferentes champús antes de encontrar el que mejor se adapte a la persona.

Para los casos persistentes de caspa, un champú suave puede no ser suficiente. Los champús específicos con diferentes ingredientes activos también pueden ayudar a combatirla y corregir sus diversas causas.

Si el champú no soluciona el problema, hay que consultar a un dermatólogo. Del mismo modo, si alguno de los productos produce escozor, enrojecimiento o urticaria (bultos que pican), es recomendable suspender su uso y buscar atención médica.

Para más información dude en ponerse en contacto con nosotros, le sugerimos un tratamiento adecuado para reducir la caspa de su cuero cabelludo.

¿Existen champús contra la caída del cabello?

¿Existen champús contra la caída del cabello?

En el mercado dermatológico se pueden encontrar innumerables productos, como champús, lociones y aceites, y que afirman ser eficaces contra la caída del cabello, pero ¿qué tan cierta es esa afirmación?

Cuando se empieza a producir la pérdida capilar, antes de comprar un producto, lo primero que hay que identificar es el porqué, ya que existen más de 100 tipos diferentes de alopecia. Las causas más comunes de la caída de pelo (la alopecia androgénica y el efluvio telógeno), son los procesos en los que se ve afectada la raíz folicular. Esto es por el mero hecho de que dicha raíz es una estructura del folículo que se encuentra a 3 – 4 milímetros por debajo de la piel del cuero cabelludo.

Respecto a si es perjudicial utilizar cualquier cosmético (champú, laca, tinte, gomina) lo cierto es que no penetra lo suficiente hasta la propia raíz folicular como para ejercer ese efecto; ante este tipo de signos, lo más recomendable antes de utilizar un champú anticaída o cualquier otro tratamiento, sería acudir a un dermatólogo para que valore el problema del paciente y con ello le pueda aconsejar el mejor tratamiento.

Por eso, es importante que un especialista valore el motivo de la caída capilar. Aunque un champú anticaída, de primeras, puede no servir para frenar la alopecia, como complemento a la utilización de otros tratamientos orales o tópicos, sí puede ser útil.

Lo más efectivo para tratar la caída del pelo son los tratamientos orales, que podemos acompañar de los champús anticaída. Para que esto sea lo más efectivo posible conviene exfoliar el cuero cabelludo y dejar actuar el champú entre 2 – 3 minutos.
La mayoría de los champús anticaída pueden secar el pelo o ser más agresivos sobre el cuero cabelludo, por eso se suele recomendar alternar con champús más neutros y delicados.

Los principales problemas residen en que “el champú” como tal, es un producto que está poco en contacto con el pelo y menos con el cuero cabelludo. Esto resulta más complicado de lo que parece, ya que es muy difícil que los principios activos estimuladores penetren y lleguen directamente al folículo, con lo cual la efectividad está muy discutida.

Los champús pueden mejorar la cosmética y la calidad del folículo, pero no les podemos pedir que hagan que el pelo vuelva a crecer. Con lo que sí se puede reforzar el cabello es con los suplementos, y utilizar productos que mejoren la densidad y la salud del propio pelo.

Para más información sobre qué proceso, es el que más le conviene no dude en ponerse en contacto con nosotros.