Archivos mensuales: julio 2022

Maneras de combatir la caída de pelo por estrés

Maneras de combatir la caída de pelo por estrés

Actualmente, la caída de pelo (o también llamada efluvio telógeno), es un hecho habitual entre la población. Uno de los principales factores que más ha influido en ello ha sido el estrés. Según el Dr. Bessam Farjo, cirujano en Farjo Hair Institute, el estrés es la segunda causa más importante de pérdida de cabello, después de la genética. Y es que el cuero cabelludo es muy sensible al estrés.

Para diferenciar la caída de pelo por estrés de la genética, debemos fijarnos en la manera en la que se produce. En la caída provocada por estrés, el pelo cae de toda la cabeza y se puede palpar el cuero cabelludo con más facilidad, pero no se ven claridades. Sin embargo, en la caída por genética se pueden observar zonas más claras, sobre todo en la parte de arriba de la cabeza.

Durante el último año ha habido un aumento notable de casos de caída de pelo por estrés, independientemente de la edad o el género. Los periodos de estrés pueden afectar hasta 6 meses después a la caída del cabello, pero suele ser algo temporal y vuelve a crecer a los 3 o 4 meses. No obstante, existen diferentes maneras de combatirla, y algunas de estas son las siguientes:

Uso de mascarillas naturales:

Aplicarte mascarillas caseras hechas con productos naturales en el cabello durante unos minutos una vez a la semana, te ayudará a combatir la caída de cabello por estrés. Puedes elaborarlas con aguacate, aceite de coco, agua de rosas, etc.

Vitaminas:

Está demostrado que la ingesta de vitamina A, E y C ayudan a fortalecer el cabello y ayudan contra la caída del pelo. Además, lo hidratan y mejoran su elasticidad, a la vez que mejoran su aspecto y su brillo natural.

Meditación:

Dedicar unos minutos al día a la meditación, relajación y respiración ayuda a calmar el estrés, y por lo tanto, a frenar la caída del cabello. Los mejores momentos para ello suelen ser a primera o a última hora del día. Es una técnica muy recomendable y beneficiosa también para tu mente.

Estimular el cuero cabelludo:

El cuero cabelludo es una zona muy sensible. Para mejorar su flujo sanguíneo y a la vez estimular a los folículos pilosos, hay que masajearlo. De esta manera el pelo crecerá más sano y fuerte.

Alimentación adecuada:

Sobra decir que llevar una alimentación equilibrada ayuda a mantener tu mente y cuerpo sanos y, por lo tanto, afecta a tu salud capilar. Si es cierto que existen algunos alimentos que ayudan a la producción de colágeno, como las verduras y frutas rojas (tomate, fresas, cerezas…), los productos ricos en azufre (nueces, apio, aceitunas…), la leche de soja o la yema de huevo.

Tratamientos:

También existen diferentes tratamientos para remediar la caída de pelo por estrés. Uno de ellos es el tratamiento de plasma rico en plaquetas. Este consiste en separar las plaquetas del plasma de una muestra de sangre del paciente. Después, se inyectan en el cuero cabelludo para lograr impulsar el crecimiento. Otro tratamiento son las terapias de luz de baja intensidad. Lo que hacen es exponer el cabello a luz en una frecuencia baja para que logre penetrar en la piel y así estimular a las células para que produzcan más queratina.

Para más información sobre cómo combatir la caída del pelo por estrés, no dudes en ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra web; https://villodres.org/.

LOS PREJUICIOS DE LA CAÍDA DEL CABELLO

Es fundamental tener en cuenta que la caída del cabello puede causar importantes problemas emocionales y psicológicos si se produce con frecuencia. Además de cómo nos vemos a nosotros mismos, hay una serie de nociones preconcebidas y prejuicios sobre la caída del cabello que no ayudan.
¿Cómo podemos distinguir la realidad de la ficción cuando se trata de la caída del cabello? En este artículo te ayudamos a diferenciar lo verdadero de lo falso.

-La caída del cabello se produce por envejecimiento capilar.

Esto es completamente falso.
La calvicie, uno de los dos tipos más comunes de alopecia androgénica, no está relacionada con el envejecimiento. Puede aparecer a cualquier edad, sobre todo, en algunos pacientes masculinos.

El cabello se cae por una cuestión de herencia.

De nuevo estamos ante un prejuicio falso.
Si bien es cierto que la caída del cabello puede tener un componente genético, hay muchos otros factores que debemos tener en cuenta cuando hablamos de alopecia.
Existen tipos de caída del cabello que nada tienen que ver con la herencia, como son el efluvio telógeno agudo o la caída ocasional.

A las mujeres se les cae el pelo después de dar a luz.

Aquí estamos ante una afirmación verdadera.
Lo cierto es que tras el parto, el efluvio telógeno puede producirse como resultado de los cambios hormonales. Además, hasta el 50% de las mujeres experimentan una caída ocasional del cabello inmediatamente después del parto.

El estrés provoca la caída del cabello.

De nuevo estamos ante una afirmación verdadera.
En las personas que sufren de estrés más o menos intenso, se puede crear un entorno pro-oxidativo y pro-inflamatorio en el folículo piloso, lo que da lugar a una caída difusa del cabello.

Existe una dieta anticaída.

Esto no es del todo cierto.
La realidad es que no hay una dieta específica para evitar la caída del cabello, aunque, evidentemente, una dieta limpia, sana, equilibrada y rica en aminoácidos de azufre (cisteína y metionina), vitaminas de los grupos B, C y E, zinc y hierro, puede ser beneficiosa para el crecimiento del cabello.