LOS PREJUICIOS DE LA CAÍDA DEL CABELLO

Es fundamental tener en cuenta que la caída del cabello puede causar importantes problemas emocionales y psicológicos si se produce con frecuencia. Además de cómo nos vemos a nosotros mismos, hay una serie de nociones preconcebidas y prejuicios sobre la caída del cabello que no ayudan.
¿Cómo podemos distinguir la realidad de la ficción cuando se trata de la caída del cabello? En este artículo te ayudamos a diferenciar lo verdadero de lo falso.

-La caída del cabello se produce por envejecimiento capilar.

Esto es completamente falso.
La calvicie, uno de los dos tipos más comunes de alopecia androgénica, no está relacionada con el envejecimiento. Puede aparecer a cualquier edad, sobre todo, en algunos pacientes masculinos.

El cabello se cae por una cuestión de herencia.

De nuevo estamos ante un prejuicio falso.
Si bien es cierto que la caída del cabello puede tener un componente genético, hay muchos otros factores que debemos tener en cuenta cuando hablamos de alopecia.
Existen tipos de caída del cabello que nada tienen que ver con la herencia, como son el efluvio telógeno agudo o la caída ocasional.

A las mujeres se les cae el pelo después de dar a luz.

Aquí estamos ante una afirmación verdadera.
Lo cierto es que tras el parto, el efluvio telógeno puede producirse como resultado de los cambios hormonales. Además, hasta el 50% de las mujeres experimentan una caída ocasional del cabello inmediatamente después del parto.

El estrés provoca la caída del cabello.

De nuevo estamos ante una afirmación verdadera.
En las personas que sufren de estrés más o menos intenso, se puede crear un entorno pro-oxidativo y pro-inflamatorio en el folículo piloso, lo que da lugar a una caída difusa del cabello.

Existe una dieta anticaída.

Esto no es del todo cierto.
La realidad es que no hay una dieta específica para evitar la caída del cabello, aunque, evidentemente, una dieta limpia, sana, equilibrada y rica en aminoácidos de azufre (cisteína y metionina), vitaminas de los grupos B, C y E, zinc y hierro, puede ser beneficiosa para el crecimiento del cabello.